Buscar este blog

domingo, 28 de febrero de 2016

American Gods, fantasía de calidad, pero no para todos los públicos.

SINOPSIS:


La vida en la cárcel es dura. Pero siempre queda un rayo de esperanza si sabes que, a la salida, te espera una mujer que te ama, un amigo que te quiere, un trabajo que adoras... Todo eso es lo que quiere Sombra, que está a punto de salir de la cárcel.. Pero un día le comunican que su mujer y su mejor amigo han muerto en un accidente de coche. Entonces, contratado por un extraño anciano experto en timos y estafas que responde al nombre de Wednesday, Sombra empieza un interminable viaje a lo largo y ancho de América, perseguido por el espíritu de su esposa.







Mis expectativas eran muy altas antes de leer este libro y aunque no diré que estas no se han cumplido, si que puedo contaros que gustándome, esperaba un poco más.

El protagonista de la historia es Sombra, un hombre sencillo con un existencia sencilla centrada por completo alrededor del amor que le profiere a su mujer Laura, que vio como su vida se torcía y terminaba entre rejas a causa de unas malas decisiones. Después de tres años encerrado por fin va a recuperar todo lo que ha perdido, o eso es lo que él cree, ya que un par de días antes de salir de la cárcel su mujer y su mejor amigo mueren en un accidente de coche y todo a su alrededor se desmorona.

Pero aunque no lo creáis la muerte de su esposa no es lo peor que le sucederá a Sombra, tras descubrir que esta durante su encierro le engañaba y sin saber muy bien el porqué, se verá convertido en un objetivo en mitad de una misteriosa guerra al aceptar trabajar para Wednesday, un enigmático hombre de un solo ojo que parece ser más de lo que aparenta.

Y vaya si lo es, Wednesday es una representación física de nada menos que el dios nórdico Odin, y la guerra en la que ha involucrado a Sombra enfrenta a los antiguos dioses liderados por el propio Odin y los nuevos dioses que adora la gente en la actualidad (Televisión, telefonía, coches etc...)

Desde el momento en que Sombra acepte el trabajo, comenzará a recorrer junto a Wednesday todo Estados Unidos en busca de toda clase de aliados, a cada cual más sorprendente, que puedan unirse a su bando.

El clímax final nos dejará con un Sombra mucho más maduro y consciente de todo el misticismo que le rodea, viéndose obligado a tomar las riendas de una vida que hasta ese momento ha dejado en manos de otros.

El ritmo de la narración es muy pausado, en algunos momentos parece que la trama este estancada y la historia no avance, pero a pesar de ello no se me llegó a hacer pesado. Supongo que tendría mucho que ver lo bien escrito que está el libro. Gaiman hace gala de una prosa muy cuidada, que junto a unos diálogos esplendidos y las vicisitudes filosóficas con las que se encuentra Sombra, consiguen que el libro a pesar de su lentitud enganche.

Los personajes están trabajados con mucho mimo y eso se nota en sus dispares y acertadas personalidades. La mayoría de personajes secundarios actúan cuando deben y lo hacen con la lógica que se les presupone según sus diversas motivaciones. Con respecto a Sombra, el personaje principal, me quedo con una sensación agridulce. Quiero decir, Sombra es un buen tipo con el que es muy sencillo empatizar y eso creo que es lo que buscaba Gaiman cuando lo creó. En ese aspecto poco que criticar. Pero a su vez es un gregario que se deja llevar de una forma que parece que no tenga sangre en las venas. De un personaje protagonista siempre espero una motivación o capacidad a la hora de actuar, pero Sombra simplemente pasa por la historia sin tomar decisiones.

COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

·         El propio conjunto en sí. Quiero decir, otras muchas obras comparten la temática sobre todo tipo de dioses, el misticismo que les rodea, magia, grandes héroes, malvados villanos etc...Pero lo que hace interesante a American Gods, es como Gaiman gracias a su excelente prosa consigue aglutinar todos esos conceptos y crear un todo que desprende un halo diferente.
·     Lo bien que están trabajados todos los personajes que aparecen en la historia. Cada uno de ellos tiene una personalidad marcada y su propia forma de expresarse mediante unos diálogos en su mayoría geniales.
·       El repaso que damos al folclore norteamericano y algunos de los misterios que envuelven a las deidades que durante años reinaron en esas tierras.
·       Gracias a su magnífica lirica es un libro que engancha y eso que es de ritmo lento y en muchos momentos ves como pasan las hojas sin que la trama principal avance.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

·       Algunos de los interludios creo que estaban de más. O quizás podrían haber sido algo más cortos y no haber cortado un ritmo de narración ya de por si lento. Entiendo que son importantes para comprender la trama, pero eso no quita que algunos se hagan pesados, ojo no todos ni mucho menos.
·      Aunque como digo me ha encantando la travesía que Gaiman nos hace por gran parte del folclore estadounidense, creo que el libro nos ofrece demasiada cantidad de información para el número de páginas que lo componen. Si lo hubiera dividido en dos volúmenes, tal vez Gaiiman podría haberse tomado más tiempo y calma para ciertas cosas que por otro lado explica muy por encima.
·        Soy consciente de las dificultades a nivel moral y social que le podrían haber acarreado al autor si este hubiera tratado en la novela las religiones predominantes en la actualidad. Pero si la trama trata sobre como el poder de los dioses antiguos va desapareciendo por la falta de creyentes en ellos, no puedes omitir sin más a cristianos, musulmanes o judíos, cuando en USA hay millones de devotos de esas religiones. Alguna explicación más o menos plausible creo que le hubiera dado más empaque a la historia.

CONCLUSIÓN:

American Gods es una de esas obras que terminas recomendando a todo el mundo o que dejas a medias cuando te hartas de ver que la trama no avanza al ritmo que tu quisieras. Gaiman cocina su obra de una forma muy lenta, a veces en exceso, que no convencerá a todo el mundo, pero que rezuma mucha calidad gracias a una prosa extraordinaria. La trama es más complicada de lo que pueda parecer en la sinopsis y está compuesta por muchos hilos pequeños que poco a poco van tejiendo un complicado entramado dispuesto a engancharte, del que si se tiene la paciencia suficiente se puede disfrutar y mucho. Pero si lo tuyo son las lecturas de ritmo acelerado y cargadas de adrenalina, entonces creo que será mejor que no pierdas tu tiempo y busques otro libro con el que entretenerte.

PUNTUACIÓN:7.5 sobre 10.

martes, 23 de febrero de 2016

La Maldición de Chalion

SINOPSIS:

Después de dos años encadenado a un remo en una galera roknari, Lupe de Cazaril, noble de sangre, regresa a su casa en Chalion como un hombre humilde y anónimo, cruelmente marcado por el látigo y las penurias. Sin tierras, con los honores adquiridos en batalla y los viejos rencores casi olvidados, ahora solo aspira a servir en el mismo castillo en el que una vez fue paje. Sin embargo, los dioses de Chalion parecen haberle reservado otro destino.

Pronto se verá implicado en las intrigas, la corrupción y las oscuras tramas de la corte. A fin de proteger a la familia real deberá superar sus propios temores y sacrificarlo todo, hasta su vida, con tal de eludir de una vez por todas el mortífero legado de los dioses que va unido a la corona de Chalion. Pero... ¿Cuántas veces puede dar un hombre su vida?

La Maldición de Chalion es uno de esos libros que tenía en la pila de pendientes desde ni se sabe cuando y que ahora por fin he podido leer.

La primera impresión una vez lo he finalizado es la de hallarme frente a un libro notable. No es una obra maestra ni mucho menos, pero sí que puedo asegurar que su lectura compensa y al final os quedaréis con un buen sabor de boca.

La historia está bastante manida y en muchos momentos se convierte en previsible, siendo esta es una de las causas que a mi modo de ver le evitan alcanzar la excelencia. Aunque la autora nos guarda alguna sorpresa para el final que puede llegar a sorprendernos.

Hablando ya de la propia trama en sí, nuestro personaje protagonista es Lupe de Cazaril, un noble al que la traición de sus superiores le condujo a ser vendido como esclavo y que tras un par de años vuelve a su tierra con la esperanza de pasar lo más desapercibido posible.

Pero el destino, o más bien los dioses que gobiernan en Chalion, no son de la misma opinión y tienen otros planes para el pobre Cazaril. Antes de que se dé cuenta su camino se topará con la familia real de Chalion y sin quererlo Cazaril acabará convirtiéndose en el secretario personal de la Royina Iselle, la hermanastra pequeña del Roya Orico (Roya es un cargo equivalente a rey y Royina a princesa)

Tras ganarse la simpatía y la confianza de Iselle por su buen hacer, el bondadoso e integro Cazaril se verá obligado a viajar junto a esta a la capital por orden de su hermano el Roya. Pero en la capital aguardan grandes peligros para Cazaril, entre ellos los dos hombres que le traicionaron y que sustentan dos de los cargos más importantes de todo el reino.

A partir de ese momento nuestro protagonista se verá inmerso en toda clase de intrigas políticas y no solo con los miembros de la corte de Chalion, los Dioses también se han inmiscuido en la historia y parecen dispuestos a usar a Cazaril como su marioneta. Este tendrá que valerse de todo su ingenio para velar por su vida y la de su protegida Iselle, de una conspiración bastante más compleja de lo que parecía a simple vista.

Tanto el ritmo de la narración, como por encima de todo la prosa que emplea la autora, me parecen los grandes puntos fuertes de este libro. Nunca había leído a Lois Mcmaster Bujold y me he quedado gratamente sorprendido por su dominio del lenguaje y sus descripciones. Pocos autores he leído que escriban mejor que la estadounidense, aunque en su debe comentaría que a veces abusa de sus dotes con la pluma consiguiendo un efecto negativo para el lector.

Al ser una historia tradicional de fantasía sus personajes no podrían ser otra cosa que de un estilo muy clásico. Buenos muy buenos y malos muy malos. Eso no quita que estén bien trabajados, sobre todo en el caso de nuestro protagonista Cazaril y en algunos secundarios como Iselle. El resto no destaca en demasía y quizás se eche en falta un poco más de profundidad y carisma en aquellos que ponen el contrapunto malvado a Cazaril.

El desenlace es el adecuado para el tipo de historia que es, aunque hubiera sido agradable encontrarse con algún sobresalto inesperado que le diera más mordiente a la historia.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

·       La forma en que escribe Lois Mcmaster Bujold. Su prosa es tremenda y no se puede hacer otra cosa que alabar su maestría. Las descripciones son detalladas hasta la más leve nimiedad y siempre con mucho tino.
·    El personaje de Cazaril, a pesar de los tópicos heroicos con los que debe cargar sobre su espalda, está muy bien construido y es sencillo llegar a empatizar con él.
·     Después de unas pocas páginas la trama consigue engancharte y eso siempre es un punto a favor en una historia. La lectura es bastante amena, sobre todo gracias al buen ritmo que la autora nos plantea y que nunca llega a aburrirnos.
·     Aunque existen ciertos momentos de romance en la novela, estos son llevados de una forma discreta y sirviendo al resto de la trama sin acaparar un exceso de protagonismo, algo que yo siempre agradezco.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

·      Igual que he alabado su excelente prosa, también voy a criticar el abuso de palabras demasiado rebuscadas que hace la autora y que solo consiguen entorpecer la fluidez de la lectura. Por fortuna, no que es lo haga de una forma exagerada, pero si que hace un uso de ellas más de lo que debería. Tal vez sea culpa del traductor, ya que leí el libro en castellano, pero fuera quien fuera el que empleó tanta pomposidad, debería recordar que más complejo no equivale a mayor calidad. Es más, en algunos momentos aporta cierta pedantería que a mí no me gustó.
·      Esto ya es gusto personal, pero creo que le falta un poco más de acción a la historia. Además, cuando está aparece, la sensación en comparación con el resto del elaborado texto, es como si esa pequeña parte solo fuera un trámite obligado por el que debemos de pasar.
·       El mundo que nos presente la autora adolece en algunos momentos de un poco más de cariño. La ambientación peca de ser irregular en ciertas partes de la trama y hace que sea más complicado internarse en el ambiente político de las regiones donde sucede la acción.

CONCLUSIÓN:

La Maldición de Chalion es una buena novela de fantasía con todos los elementos propios e imprescindibles de este género bien trabajados. Una trama solida, personajes con mucha personalidad y un telón de fondo interesante. Todo ello por supuesto narrado con una pluma muy diestra, aunque en algunos momentos algo recargada. Si os gustan las historias clásicas con los roles de los personajes muy definidos dentro de los bandos del bien y el mal, creo que os gustará y mucho. Si no es el caso como me sucede a mí, que como ya he comentado en alguna ocasión soy más afín a personajes más cercanos a la realidad, también podréis disfrutar de ella gracias a lo bien escrita que está y lo bien conjuntado que están todos los elementos. Pero si lo que buscáis es otro tipo de fantasía más de espada y brujería o con personajes más complejos, en ese caso igual deberíais buscar otra novela.


PUNTUACIÓN: 7 sobre 10.

domingo, 21 de febrero de 2016

Flores para Algernon, un clásico que nunca pasará de moda.

SINOPSIS:

Charles Gordon es un disminuido mental que ha llegado a la treintena relativamente integrado en la sociedad. Trabaja, tiene amigos, es simpático y tiene la sensación de ser querido. Acude a clases de lectura con la Srta. Alice para discapacitados y un gran interés por aprender. Su vida dará un giro radical cuando su familia accede a la propuesta de Alice para que forme parte de un experimento científico llevado a cabo con anterioridad con un ratón, Algernon, y con el fin de ver las consecuencias de esa cirugía del cerebro en un humano. La intervención ha sido un éxito, pero Algernon empieza a manifestar cambios de conducta que inquietan a los científicos ¿Afectará de igual manera a Charlie?. Todo este proceso y sus consecuencias son contadas a través de los ‘informes de progreso’ escritos por Gordon y es un recorrido por la mente humana y por el corazón de los protagonistas.

Sin darme cuenta he llegado a la entrada número 50 desde que empecé el blog allá por septiembre del año pasado. La verdad es que no tenía nada preparado al no considerar que la cincuentena fuera una efeméride a tener en cuenta. Pero la casualidad ha conseguido convertir esta entrada número 50 en algo que recordaré gracias a Flores para Algernon.

Estamos delante de uno de los grandes clásicos de la literatura del siglo XX y todavía sigo sin comprender el motivo de que no lo hubiera leído hasta esta semana. Pero bueno, más vale tarde que nunca.

Como reza la sinopsis la historia nos sitúa dentro de la mente de Charlie Gordon. Un joven cuya mayor aspiración en la vida es aprender a leer y escribir para poder de esa forma agradar a los que le rodean y sentirse más integrado dentro de la sociedad. Debido a sus enormes ganas de aprender es seleccionado para participar en un proyecto en el que mediante una operación, podrá alcanzar el sueño de su madre y convertirse en una persona normal.

Pero conforme la operación va cambiando a Charlie reactivando partes de su dañado cerebro, el joven irá descubriendo para su pesar que el mundo que le rodeaba no es tal como sus inocentes ojos habían observado, y que aquellos que creía sus amigos no se reían con él, sino de él. Situación para la que el pobre Charlie no parece estar preparado para afrontar, ya que su capacidad intelectual llegará a ser muy superior a la media, pero no así su estado emocional, más propio todavía de un niño, y que evolucionará con mucha más lentitud.

Al final Charlie acabará descubriendo que cuanto más inteligente se vuelve, más crece su desdicha y se aleja del resto de los seres humanos. Llegado el momento, la soledad se convertirá en su única compañía y el joven no dejará de preguntarse el motivo que le ha conducido hasta ella, planteándose si de verdad todo por lo que ha pasado ha merecido realmente la pena y si en verdad es más feliz el nuevo Charlie que el anterior.

El desenlace de la historia es algo que por supuesto deberéis averiguar por vosotros mismos, pero os prevengo del fuerte impacto emocional que nos acompañará en el final de la trama.

El lenguaje que utiliza el autor es uno de los grandes puntos de la historia, empezando con un Charlie que es casi incapaz de comunicarse, hasta llegado el punto emplear una prosa suntuosa, e incluso en algunos momentos pedante, para demostrar el alto nivel intelectual que llegó alcanzar nuestro protagonista.   

Si el lenguaje es uno de sus grandes puntos fuertes, el personaje de Charlie Gordon es el otro, o mejor dicho es lo más destacado de la obra. La evolución desde un joven bonachón disminuido mental hasta convertirse en un pretencioso e insociable científico, está escrita con una maestría que te quitará el hipo. Pero eso no es todo, la forma en que el autor desnuda y disecciona el alma de Charlie Gordon delante de nuestros propios ojos, conseguirá producirnos una amalgama de sentimientos y reacciones a cada cual más intensa.

COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

·       Como no, la cantidad de emociones y sentimientos que nos produce Charlie Gordon durante el transcurso de la novela. Por quedarme con un par de ellas, me quedaría con la emotividad que desprende el personaje durante gran parte del libro y la sensación de tristeza que va penetrando en ti con cada página que vas leyendo.
·       La forma en que está narrada la historia mediante las entradas que nos va aportando el propio Charlie. De esa manera somos capaces de ver su evolución intelectual y emotiva, y como poco a poco las esperanzas que acompañan a dicha evolución, se tornan en penas conforme va descubriendo que la felicidad y la inteligencia no van acompañadas de la mano.
·        Los dilemas a los que uno se ve obligado a plantearse mientras observa desde lo más profundo el alma de Charlie Gordon.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

·       A las pocas páginas ya se vislumbra cual será el desenlace de la historia. Ojo, no digo que sea un mal final ni mucho menos, es más, creo que es el final más adecuado posible. Pero eso no quita que tal vez el autor podría haberlo escondido un poco más o haber tomado otro camino para llegar hasta él.

CONCLUSIÓN:

Flores para Algernon es una de esas pequeñas joyas que una vez lo has leído, no terminas de comprender como has podido dejarlo pasar durante tanto tiempo. Tiene un personaje protagonista entrañable, una gran historia y sobre todo, tiene mucha fuerza. Aunque tenga puesta la etiqueta de ciencia ficción, es una historia recomendable para cualquier clase de público. Tanto jóvenes como adultos disfrutaran con él y seguro que aprenderán una valiosa lección acerca del mundo en el que nos ha tocado vivir.

NOTA: 8.5 sobre 10.

viernes, 19 de febrero de 2016

Cazador Gris, tercera parte de Los Lobos Espaciales.

SINOPSIS:

En el futuro de pesadilla del 41 milenio, la galaxia es devastada por la guerra. Lo único que se interpone entre la Humanidad y su extinción son los Marines Espaciales. Los Lobos Espaciales son los marines más salvajes. Cuando las fuerzas del Caos se apoderan de uno de los artefactos más sagrados de su Capítulo, el Lobo Espacial Ragnar y sus camaradas deben entablar una batalla desesperada para recuperarlo antes de que un enemigo terrible y antiguo recupere su libertad.








Tras leer de seguido varias space operas me decidí a buscar una lectura más ligera y sobre todo en la que la acción fuera un elemento principal. Lo reconozco, me encantan las películas ochenteras y disfruto mucho con un buen film de acción. Por ese motivo, elegí continuar con las aventuras de nuestro Lobo Espacial favorito.

Como suele ser habitual en esta clase de libros, la trama es muy sencilla, los seguidores del caos han robado una de las reliquias más importantes de los Lobos Espaciales, nada menos que la lanza de Russ, que este uso para luchar contra su gran enemigo Magnus.

Con el honor de su capítulo en juego y por primera vez en muchos años, todas las compañías de Lobos Espaciales se lanzarán a la batalla a recuperar la lanza y destruir a los osados adoradores del caos que se han atrevido a tamaña tropelía. Por supuesto eso incluirá a Ragnar y a sus compañeros de los Garras Sangrientas.

Con el transcurso de las páginas seremos testigos de como las extraordinarias actuaciones de Ragnar conseguirán atraer la atención de sus superiores, ganándose de esa forma el favor y la confianza de Berek Puño de Trueno, el Señor Lobo de su compañía y uno de los mayores guerreros de todo el capítulo.

Tras la llegada a Garm, el planeta aliado donde se guardaba la Lanza de Russ, los Lobos Espaciales se unirán a la Guardia Imperial y a una Legión de Titanes para enfrentarse a las fuerzas del caos que han emponzoñado ese mundo. Desde ese momento la acción fluirá de forma trepidante y pocos respiros podrán tomarse Ragnar y sus compañeros cuando comprendan la magnitud de lo que está en juego sino consiguen destruir a los adoradores del caos.

El final de la historia está cargado de muchas peleas y la aparición de un viejo enemigo de Ragnar que le pondrá las cosas muy complicadas al joven Lobo Espacial. Tanto, que llegado el momento, las acciones de Ragnar le conducirán a una situación que pondrá en peligro su continuidad dentro de su capítulo.

El ritmo de la narración durante la historia va en aumento hasta que llegado el momento se convierte en una vorágine de golpes y sangre. La prosa es sencilla y fácil de digerir, aunque no por ello la catalogaría de pobre.

Igual que sucede en los otros libros, el protagonista absoluto de la historia es Ragnar. Sus compañeros de andanzas en las otras novelas, salvo por el dicharachero Sven, pasarán muy de puntillas en esta tercera parte. Aunque para compensar aparecerán otros personajes secundarios. Ninguno destacable salvo quizás Berek Puño de Trueno, pero este tampoco llegará nunca a hacerle ni la más mínima sombra a Ragnar.

COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

·      Es uno de esos libros en los que prima la acción por encima de todo, y que gracias a su gran ritmo te pueden servir para evadirte de otras lecturas mucho más pesadas.
·       La evolución constante que sufre el personaje de Ragnar, así como la relación de camaradería que este mantiene con su compañero de armas Sven.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

·      El final me ha parecido bastante flojo. Obvia decir que no esperaba ningún desenlace que me dejara boquiabierto, pero algo más trabajado tampoco hubiera estado mal.
·         Más que la trama en sí, que tiene cierto interés, me parece que el desarrollo de la historia es muy mejorable. Durante toda la novela podemos observar que autor se excede a la hora de simplificarla, al no aportar ninguna clase de giro argumental, ni introducir tramas secundarias.

CONCLUSIÓN:

Siempre que hablo del mundo literario que representa el universo de Warhammer comento lo mismo, en su mayoría son obras sin grandes pretensiones más que entretener al lector, cosa que suelen cumplir. Por lo tanto mucho más no se les puede pedir ya que en ningún caso buscan engañar a nadie. Pero en este caso y después de haber leído los dos tomos anteriores de esta saga, si creo que William King podría haberle sacado más jugo a esta novela. Esto no quiere decir que sea un mal libro ni mucho menos, pero sí el más flojo de la historia de los lobos espaciales, al menos de momento. Como cualquier libro que pertenece a una saga, solo es recomendable para aquellos que la estéis siguiendo y hayáis leído los anteriores.

PUNTUACIÓN: 6 sobre 10.

miércoles, 17 de febrero de 2016

22/11/63 La serie.

22/11/63 era una de las nuevas series que tenía apuntadas para seguir durante este año. Tenía motivos más que de sobra para ello. Disfruté bastante con el libro, soy un gran aficionado a la ciencia ficción (aunque de ciencia en esta novela la verdad es que no creo que haya nada) y creía que la historia podía funcionar en la pequeña pantalla.

Y la verdad, es que al menos en lo concerniente a este primer episodio, creo que no me equivocaba, o al menos esa es la impresión con la que me he quedado.

La historia nos sitúa en Maine (no me digáis que no os sorprende una historia de Stephen King que suceda en este estado) colocándonos en la piel de Jake Epping (James Franco), un profesor de instituto que ve como su vida navega a la deriva a causa de un matrimonio fracasado.

Nuestro protagonista es bastante amigo del regente de un pequeño restaurante muy del estilo americano llamado Al (Chris Cooper). Aunque en la serie no se haga demasiado referencia a ello, Al es conocido en la zona por vender lo que se conoce como la Gatoburguer, una hamburguesa completa por solo 1.25 y cuya carne es de dudosa procedencia. Por cierto, a Jake le encanta.

Pero Al, o mejor dicho en la trastienda de su restaurante, se esconde un gran secreto que cambiará por completo la vida de Jake. Nada más y nada menos que una puerta al pasado que permite a aquel que la cruce aparecer en pleno 1960. Siempre en la misma fecha y en el mismo lugar.

Tras esa gran revelación y sin explicarnos el como es posible que algo así suceda, un Al enfermo de cáncer le propondrá a Jake que continúe con el trabajo de su vida, que no es otro que conseguir salvar la vida de JFK.

Para ayudarle a llevar a cabo tamaña tarea, Al le entregará a Jake toda la documentación que ha ido adquiriendo con el paso de los años sobre el asesinato de Kennedy y la gente que estuvo implicada, incluyendo como no, a su supuesto asesino, Lee Harvey Oswald.

Además de aportarle información, Jake también recibirá una gran cantidad de consejos de su amigo para pasar desapercibido, la mejor forma de ganar dinero rápido, lugares en los que hospedarse etc. Pero de todo lo que Al le explica, Jake tendrá que tener en cuenta una de las advertencias de su amigo, el pasado no quiere ser cambiado y actuará en su contra siempre que pueda.

Hablando ya de la adaptación en sí, el primer capítulo a pesar de durar 80 minutos, en ningún momento se hace demasiado pesado. Para los que hayamos leído el libro, quizás nos quedemos con la sensación de que los guionistas nos intentan saturar de información en un espacio de tiempo muy limitado(en la primera media hora se meriendan todas las explicaciones que ellos creen que tienen que darnos) y que el personaje de Al disfruta de un mayor protagonismo que en la versión literaria. Pero en ningún caso es una crítica, los cambios de guión que sufre la historia son comprensibles. La serie solo va a durar ocho episodios y no es plan de que cada uno de estos duré dos horas y aburra al espectador. Además, con el paso de los minutos la narración se va calmando hasta alcanzar un ritmo más adecuado al tipo de historia que quieren contarnos.

A simple vista la ambientación de la época parece muy lograda, aunque claro está, solo aquellos espectadores con la edad suficiente para haber vivido en los sesenta y que además residieran en estadounidenses podrían confirmarlo.

Tanto Franco como Cooper cumplen muy bien con sus personajes. El primero parece estar capacitado para llevar todo el peso de la historia a sus espaldas, mientras que el segundo le complementa muy bien, tanto en las escenas que aparecen juntos, como cuando hace uso de su voz en off para ir guiando a su compañero.

En definitiva y desde mi humilde opinión, creo que al menos por el momento estamos delante de una buena adaptación que estoy convencido de que gustará tanto a los seguidores de Stephen King, como aquellos que simplemente disfruten de una buena serie.

Por último os recuerdo que son sólo ocho episodios, y que su emisión será semanal. Eso sí, por ahora solo podremos verla en V.O o V.O.S. Para aquellos que queráis seguirla en castellano tendréis que esperar hasta Abril.






domingo, 14 de febrero de 2016

70 trucos para sacarle brillo a tu novela de Gabriella Campbell.

El otro día rebuscando por amazon tuve la fortuna de toparme con esta maravilla y encima gratis (Ahora está a 2,99 y después de leerlo me parece una ganga), por lo que no pude resistirme a hacerme con ella, ya que cualquiera que me haya leído sabrá de sobra lo mucho que necesito un buen manual de estilo y de ortografía.

La autora nos aconseja desde su experiencia y de una forma muy amena, la manera de mejorar nuestros textos sin morir por ello en el intento.

A simple vista algunos de sus consejos pueden parecer obvios, pero no por ello menos interesantes, pero en general, todos y cada uno son una excelente ayuda para cualquier escritor, tanto aficionado como profesional, que sea encuentre en la difícil tesitura de tener que corregir su obra.

Para animaros a que os hagáis con este magnífico compendio, voy a haceros un pequeño resumen de algunos de los consejos que podréis leer en él.

Ser simples --> Pues eso mismo. Debemos evitar los rodeos y las oraciones demasiado complejas que solo consiguen trabar el ritmo de la narración. Tampoco estaría mal que nos quitáramos de la cabeza el complejo de frases cortas y sencillas igual a una prosa pobre. Al final el lector siempre agradece la simplicidad antes que la pomposidad.

El uso de la tilde en exclamativos e interrogativos --> Aquí la autora nos deja dos trucos muy sencillos para no equivocarnos más a la hora de usar el cómo/como y el dónde/donde. En el caso del  cómo/como, si podemos sustituirlo por un que sin alterar el significado de la frase, en ese caso no llevará tilde. Ahora bien, si vemos que funciona mejor con de qué manera, estamos ante un interrogativo o exclamativo y llevará tilde. Para descubrir el truco del dónde/donde, os apremio a que visitéis la web de la autora(a final de la página pondré el enlace) o bien compréis el libro.

La regla de tres --> Para darle más naturalidad y credibilidad a nuestros diálogos, podemos hacer uso de esta sencilla regla. Solo tenemos que asegurarnos de meter una acotación cada tres participaciones, más o menos. De esta forma nuestros diálogos ganarán en fluidez y el lector lo agradecerá.

Nuestros personajes no viven solo de la vista --> El uso de lo que captan nuestros otros sentidos, oído, olfato, tacto, le da otra dimensión a nuestras descripciones, consiguiendo de esa manera crear una escena más vivida. Pero ojo, tampoco es algo con lo que debamos agobiar a nuestros lectores.

El uso de las metáforas --> Para empezar no es bueno abusar de ellas ni de los símiles o comparaciones. En ambos casos corremos el riesgo de aburrir al lector y perder su atención. Pero cuando las empleemos, habrá que tener en cuenta que el lector medio ya esta aburrido de leer expresiones típicas como, "Tus ojos son dos luceros", "El tiempo es oro" etc. Por ser originales tampoco debemos emplear metáforas que suenen muy bien, pero que carezcan de sentido.

Hacer uso de la tijera --> Todo borrador de cualquiera novela debe de sufrir en algún momento un buen tijeretazo. Ya sea a causa de un exceso de información que no aporte nada a la trama, o bien por que tengamos la sensación de que se nos ha quedado un texto demasiado simple y carente de detalles. El primer caso es sencillo de mejorar, cualquier escena que no sea de utilidad hay que borrarla. Quizás lo complicado sea darse cuenta de que esa escena carece de importancia. En el segundo caso, siempre que el problema sea un vocabulario escaso y repetitivo, podremos hacer uso del diccionario para enriquecer el texto.

Los personajes secundarios --> Todo personaje secundario debe de ser escrito con un propósito claro y definido. Un personaje que solo existe para hacer bulto en la historia o para servirle de compañía a nuestro protagonista para que este no se aburra, nos sobra.


La magia de lo inesperado --> Mientras revisamos nuestro texto, Gabriella Campbell nos recomienda que antes o después de las escenas importantes, nos preguntemos que esperaría el lector que sucediese en ese instante. Si hemos actuado de esa forma, tal vez deberíamos pensar en realizar algún cambio. Pero nunca y repito el nunca, debemos dar un giro con el que nuestra novela pierda su coherencia. Citando textualmente el consejo de Gabriella "El más famoso, tal vez, sea el deus ex machina, ese dios fuera de la máquina, ese superhéroe que aparece de repente para salvar al protagonista de una muerte segura." Un giro inesperado debe de estar muy trabajado y debemos de llevarlo a cabo de una forma muy sutil. Lo ideal es ir dejando pequeñas pistas que por sí solas no le digan nada al lector, pero llegado el momento sea capaz de atar cabos por sí mismo.

Opiniones personales --> Esto es algo que no interesa al lector. Da igual cual sea tu posición política o tu opinión respecto a la iglesia o la sociedad en la que vivimos, si quieres escribir de ello lo mejor es que te pases al género de no ficción.

Ojo con el final --> Hay que tener mucho cuidado de no cabrear al lector o este no nos volverá a leer. No hay nada menos orgásmico que un final incoherente, ya sea por ser demasiado complicado o incluso estúpido, por dejar cabos sueltos que no cierran la trama principal de la historia, o por terminar con un cliffhanger sin sentido. Tampoco ayuda a mejorar el final de la historia que el ritmo de este sea demasiado acelerado o demasiado lento.  

Como lo prometido es deuda, os dejo el enlace a la web de la autora para que podáis seguirla, y ya de paso un enlace a amazon por si os animáis a comprar esta recomendable guía.




jueves, 11 de febrero de 2016

Espacio Revelación, entre Space Opera y Hard Sci Fi.

SINOPSIS:

Algo aniquiló a los amarantinos hace novecientos mil años. Para los colonos humanos que se están asentado en Resurgam, el planeta natal de esta civilización perdida, se trata de un hecho de escaso interés científico, a pesar del descubrimiento de una ciudad casi perfecta y una estatua gigantesca que representa a un amarantino alado. Para Dan Sylveste, sin embargo, es algo más que una mera curiosidad intelectual. Este científico, brillante y despiadado, no se detendrá ante nada hasta conocer la verdad, por elevado que sea su coste. Pero no sabe que los amarantinos fueron exterminados por una razón... ni tampoco que el peligro está más cerca y es mucho más grande de lo que imagina.




Después de la enorme sorpresa que me supuso Casa de Soles (Aquí podéis echarle un ojo a la reseña que hice de estagran novela) lo lógico era continuar explorando la bibliografía de Alastair Reynolds. Así que me hice con un ejemplar de Espacio Revelación y me dispuse a disfrutar de él.

Una vez finalizado, lo primero que debería conocer cualquier el lector, es que se nota y mucho que este es el primer libro que publicó Reynolds. Y por ende, las diferencias por ejemplo con Casa de Soles, están muy marcadas y no precisamente a favor de Espacio Revelación.

La historia se divide en tres tramas secundarias que terminan encontrándose en un punto avanzado del libro. Estas, están protagonizadas por Sylveste, un científico obsesionado con la raza alienígena de los amarantinos y que está dispuesto a poner en riesgo su vida con tal de descubrir los misterios que se encierran en Resurgam. Por otro lado tenemos a Khouri, una ex militar que se verá embarcada en una difícil misión que la obligará a dar lo mejor de ella para poder llevarla a cabo. Por último pero no menos importante, podremos disfrutar del punto de vista de Ilia Volyova, una Ultra (así es como se conoce a aquellos que pasan su vida dentro naves espaciales y a penas pisan tierra firme) que deberá de encontrar la forma de curar la plaga que afecta al Capitán de su navío estelar.

Hasta la convergencia de las tres tramas la percepción que tiene uno es que la historia no termina de arrancar del todo. No es que la primera parte del libro sea prescindible, al contrario, sin ella nada tendría sentido, pero se hubiera agradecido que fuera mucho más dinámica como sucede con la segunda parte.

Esta segunda parte nos conduce hasta un final interesante, aunque ni mucho menos inesperado, donde Reynolds pone en práctica gran parte de su artillería. Por desgracia empleando un lenguaje demasiado técnico y en algunos momentos confuso que no ayudan a mantener la atención del lector.

Los personajes protagonistas parecen surgidos de la misma plantilla, con unos marcados defectos y virtudes similares entre ellos, que les dan un aspecto más plano de lo que en realidad tienen. En los tres se puede ver una evidente y marcada falta de empatía con las personas que les rodean, así como una elevada inteligencia de la que se valen para alcanzar sus objetivos. En este aspecto echo en falta un poco más de variedad y unas personalidades más opuestas.

El ritmo como comentaba anteriormente, carece de la regularidad necesaria para darle estabilidad a la historia. La prosa de Reynolds no alcanza las cotas que vimos en Casa de Soles, pero no se puede considerar que sea pobre ni mucho menos. Destacaría la forma con la que nos deleita en algunas de sus magnificas descripciones.

COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

·      El universo en el que transcurre la historia está construido de una forma tan solida, que da la impresión que Reynolds dispone de una bola de cristal desde la que es capaz de visionar un futuro plausible.
·        Sin ser los personajes de la historia el fuerte de esta, me ha gustado Ilia Volyova. Dentro de que los tres personajes protagonistas me parecen cortados por un patrón demasiado similar para mi gusto, creo que es Volyova la única cuyo papel termina siendo realmente creíble.
·        La trama principal sin ser la más original que he leído, me ha parecido bastante interesante y en algunos momentos con una inventiva más que notable. Aunque por línea interna me han chivado que es demasiado similar a otra famosa novela anterior, cuyo nombre no daré, ya que no la he leído y por lo tanto no puedo confirmar ni desmentir dicha afirmación.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

·      El ritmo de narración es demasiado irregular y en muchos momentos incluso puede llegar a ser farragoso a causa de la lentitud con que los hechos transcurren en ciertos momentos.
·       El autor usa un recurso bastante tramposo para mantener el suspense en la historia, al ocultar o retrasar de forma deliberada la información que le proporciona al lector.
·     Si en Casa de Soles admiraba la forma en que Reynolds era capaz de simplificar en muchos momentos sus grandes conocimientos del universo para que todos pudiéramos llegar a comprenderlos, de Espacio Revelación no puedo decir lo mismo. Hay momentos en que la narración se vuelve demasiado técnica, con la consiguiente pérdida de interés por parte del lector.
·      En muchos momentos uno se queda con la percepción de que las tramas secundarias podrían estar más trabajadas.

CONCLUSIÓN:

Espacio Revelación no es la típica Space Opera al uso. Reynolds hace gala de un gran conocimiento del universo dándole mucha credibilidad a la historia y en mi modesta e ignorante opinión, alcanzando un tono de Hard Sci Fi. Pero lo que podría ser uno de sus puntos fuertes, también se convierte en uno de sus grandes defectos de cara al lector común. La trama es interesante y los personajes, sin llegar ninguno de ellos a quedarse marcado en nuestra memoria, cumplen con su cometido. En definitiva, los claros y oscuros con los que podemos encontrarnos denotan y mucho que está fue la primera novela del autor. Pero si hemos leído Casa de Soles, sabremos de primera mano que Alastair Reynolds ha ido a más como escritor y eso es algo que puede animarnos a continuar con esta saga.

NOTA: 6.5 sobre 10.

domingo, 7 de febrero de 2016

¿Por qué me gusta tanto Malaz?

Esa es una pregunta que la gente me ha hecho en más de una ocasión, y siempre me ha costado un mundo responderla y nunca he quedado satisfecho con mi exposición. Pero ojo, no es que vaya falto de argumentos en favor de Malaz. Podría escribir un listado de razones por las que creo que Malaz es la pera limonera y seguro que me estaría quedando corto en adjetivos. Ese nunca ha sido el problema. La cuestión es mucho más complicada de lo que puede parecer a primera vista. Sería como intentar explicarle a una raza de alienígenas solitarios lo que es el amor, los seres de otro mundo podrían llegar a comprender el concepto en sí, pero nunca lo que significa o puede llegar a significar para un ser humano el amor.

Pues así me encuentro yo, enamorado de Malaz y sin ser capaz de escribir un artículo como Dios manda en el que poder explicar con palabras la sensación que me produce cada vez que me sumerjo en este maravilloso universo.

Por ese motivo y debido a que suelo subrayar en mi kindle aquellos pasajes de los libros que leo que me gustan, he pensado que tal vez exponiendo algunas citas y pensamientos filosóficos que podemos encontrar dentro de Malaz, sea más fácil que podáis entenderme.

Por desgracia los primeros libros me los prestaron en papel y no he podido sacar nada de ellos. Así que tendréis que conformaros con material de los últimos. También me gustaría aclarar que la mayoría de las citas han sido elegidas al azar dentro de las cientos que tengo almacenadas.

Espero que os gusten y no penséis que es una pérdida de tiempo.

 Los Cazahuesos (Steven Erikson)

—Eso es lo que pasa con la guerra —dijo Gesler—, a la hora de la verdad, no hay tantas sorpresas como se podría creer. Ni esperanza. La resistencia heroica suele terminar sin un solo héroe en pie. Se aguantó más de lo esperado, pero el final fue el mismo, de todos modos. El final siempre es el mismo.

Los Cazahuesos (Steven Erikson)

La riqueza mundana se construye, por lo general, sobre huesos, apilados hasta el techo y en profundidad. Por desgracia, los poseedores de esa riqueza no comprenden la naturaleza de su recompensa y, por tanto, con frecuencia, se muestran alegremente indiferentes en el ostentoso despliegue de su buena fortuna. Lo que no comprenden es lo siguiente: que aquellos que no poseen riquezas, anhelan tenerlas y buscan lo más parecido, y este anhelo ocluye toda sensación de resentimiento, explotación y, lo que es más relevante, injusticia. Hasta cierto punto tienen razón, pero en general se equivocan de un modo deplorable. Cuando la riqueza asciende hasta un punto en el que la mayoría de los pobres comprende al fin que para ellos es inalcanzable, la cortesía se derrumba y prevalece la anarquía.
Los Cazahuesos (Steven Erikson)

Y llorar era meterse en uno mismo, por completo, un lugar interior mucho más despiadado e implacable que cualquier otra cosa de fuera. Lloraba por el hombre al que había abandonado para huir del dolor que había visto en sus ojos, el amor que sentía por ella y que lo hacía continuar tropezando tras su estela, igualando cada uno de sus pasos, pero incapaz de acercarse todavía más.

El Regreso de la Guardia Carmesí (Ian C. Esslemont)

—La casa del soldado es su compañía, muchacho. A estas alturas ya deberías saberlo. Claro que siempre va a haber anhelos y recuerdos que chorrean miel de los lugares que hemos dejado atrás, pero ¿qué nos pasa cuando volvemos a esos lugares, eh? —El viejo saboteador no esperó respuesta—. Pues que averiguamos algo que no queremos saber, que ya no estamos en casa. Allí ya no nos reconoce nadie. No encajamos. Nadie lo entiende. Y después de un tiempo te das cuenta de que has cometido un error. No se puede volver.

El Regreso de la Guardia Carmesí (Ian C. Esslemont)

¿Honor? ¿Gloria? ¡Toda esa mierda sobre la que cantan esos trovadores con ojos de cordero degollado, nada de eso importa aquí, en el campo de batalla! Aquí, un hombre o una mujer puede tener honor personal, sí. Pero ningún comandante o estado se lo puede permitir. El precio es demasiado alto. La aniquilación de todos los que te siguen. Yo pienso ganar, duquesa. Esa fue la escuela en la que me formaron. ¡Vencer! Ya habrá tiempo de sobra después para rescribir la historia y quedar bien.

El Regreso de la Guardia Carmesí (Ian C. Esslemont)

Sobre el campo de batalla se arremolinaba el reflejo de un fulgor siniestro, como los estandartes verdes y azules que a veces parpadeaban en el cielo del norte. Terremoto, tormenta de fuego y tifón, todo mezclado en uno solo. ¡Que los dioses ayuden a los soldados normales en semejante remolino!

La tempestad del Segador (Steven Erikson)

—¿Hay alguna diferencia entre la sangre derramada y la sangre exprimida poco a poco, de una forma dolorosa, a lo largo de toda una vida acortada y repleta de tensión, miseria, angustia y desesperación, todo en nombre de un dios amorfo al que nadie se atreve a llamar sagrado?, ¿incluso cuando hincan la rodilla y repiten la letanía de la obligación sagrada? —Oh, vaya —dijo la estudiosa—. Bueno, es una pregunta interesante. ¿Hay alguna diferencia? Quizá no, quizá solo es una cuestión de grado. Pero no creo que eso te ponga a ti por encima de los demás a nivel moral, ¿verdad? —Jamás he pretendido estar por encima de los demás a nivel moral —dijo Tehol—, cosa que ya me distingue de mi enemigo. —Sí, eso ya lo veo. Y por supuesto estás listo para destruir a ese enemigo con sus propias armas, usando su propia escritura sagrada; usándola, en pocas palabras, para matarlo. Tú estás justo en el extremo de la pendiente a la que se encarama tu enemigo. O debería decir «se aferra». Bueno, que seas diabólico no es ninguna sorpresa, Tehol. Vi ese rasgo en ti hace mucho tiempo. Con todo, ¿esta sed de sangre? Sigo sin verla.

La tempestad del Segador (Steven Erikson)

—¿La venganza? Bueno, supongo que como motivación está bien… al menos durante un tiempo y quizá un tiempo es todo lo que te interesa en realidad. Pero seamos honestos, Silchas Ruina: como único sentido de la existencia, es una causa ínfima, patética. —Mientras que tú afirmas existir para atormentar a Temor Sengar. —Oh, para eso se las apaña él bien solito. —Udinaas se encogió de hombros—. El problema con preguntas como esa es que pocas veces hallamos el sentido de lo que hacemos hasta mucho después de haberlo hecho. Entonces se nos ocurren no una, sino miles de razones, excusas, justificaciones, defensas sentidas. ¿Significado? En serio, Silchas Ruina, pregúntame algo interesante.

La tempestad del Segador (Steven Erikson)

Al pensar en ella sintió que se quedaba sin aliento. Oh, jamás había sabido que podía existir un amor así. Y en ese momento, incluso entre las cenizas que lo rodeaban, el futuro se desplegaba como una flor, el aroma dulcísimo. Esto es lo que significa el amor. Por fin lo veo… La cuchillada penetró bajo el omóplato izquierdo y le atravesó el corazón.

Orbe, Cetro, Trono (Ian C. Esslemont)

Recordó una definición escalofriante de demencia que había leído en el compendio de un viejo comentarista muy irónico: cuando pienses que todos los que te rodean están locos, es cuando deberías empezar a sospechar que en realidad eres tú el que lo está.

Orbe, Cetro, Trono (Ian C. Esslemont)

Se acomodó en la sombra más profunda que pudo encontrar en la cubierta del costero. Desenvolvió la piedra de afilar, escupió en ella y se puso a trabajar en los bordes de sus cuchillos largos. Sabía que pensaban que estaba loco, todos sus compañeros del ejército. Por lo menos siempre lo miraban de soslayo cada vez que daba su opinión. Pero también estaba seguro de que ya hacía mucho tiempo que había descubierto el secreto más profundo y verdadero para continuar con vida…, y era un secreto que la mayor parte de las personas no querían saber. O al que eran incapaces de enfrentarse. La verdad es que el objetivo de la existencia es matarte. Una vez que comprendías esa verdad esencial, podía decirse que ya no necesitabas saber más: todo estaba ahí. Él lo había aprendido por las malas, mientras crecía trabajando en la flota pesquera de Paseo y luego en el ejército. Por supuesto, el mundo siempre ganaba al final. La única cuestión real era cuánto tiempo podías aguantar contra la infinitud de armas, herramientas y estratagemas que tenía a su disposición. El único modo que había tenido él de conseguirlo hasta el momento era esperar siempre lo peor.

Orbe, Cetro, Trono (Ian C. Esslemont)


Borrachos impenitentes, del primero al último, se pasaban el día manteniendo con mano experta un estado constante de atontamiento que rayaba en la inconsciencia. Cuando los miraba, a Eje a veces le preocupaba llevar el mismo camino. Pero por alguna razón ese miedo abstracto no era suficiente para impedirle coger la gran cogorza siempre que era posible.