Buscar este blog

miércoles, 31 de agosto de 2016

La ciudad del grabado, más filosofía que fantasía.

SINOPSIS:

Una ciudad al borde de la transformación.

Unos personajes al borde de sus posibilidades.

Tras el fracaso de la revolución, el capitán de una compañía de soldados de fortuna y su cirujana se ven abocados a huir a través del desierto para salvar sus vidas. Perseguidos de cerca por el ejército, su única escapatoria es la fabulosa meseta tropical de Teleute, donde hallarán refugio. En la decadente ciudad estado de Ashamoil, Gwynn el militar pone sus pistolas al servicio de los traficantes de esclavos, mientras que Raule la curandera, truncada su esperanza de entrar en el Colegio de Medicina, se resigna a auxiliar a los desfavorecidos en un hospicio. Pero la aparición de una enigmática admiradora que envía grabados en los que aparece Gwynn demuestra que la corrupta y bulliciosa Ashamoil les reserva todavía unos destinos muy distintos.

La australiana K.J. Bishop recrea un mundo de pistoleros y decadencia en una de las mejores novelas fantásticas de los últimos años, galardonada con los premios Ditmar y William L. Crawford y finalista del Premio Mundial de Fantasía y el International Horror Guild.

La verdad que al leer la sinopsis de esta historia uno no puede dejar de pensar que va a leer algo brutal, una historia tipo La Torre Oscura, ojo no soy yo el que compara esta historia con la obra de King, pero con mayor profundidad. Después de terminarla, solo puedo afirmar que no voy a volver a fiarme de una sinopsis en lo que me queda de vida.

La historia comienza de una forma muy prometedora presentándonos a los dos protagonistas en un escenario más propio de una película de Sergio Leone. Gwynn y Raule, que así se llaman ambos personajes, son dos viejos conocidos que formaron parte de una revolución que falló y por ello al terminar la guerra para salvar sus pellejos se vieron obligados a montar una banda de forajidos que fue perseguida hasta hacerla desaparecer. Ahora varios años después, ambos se encuentran por puro azar en una taberna ubicada dentro de una especie de poblado formado por chabolas a punto de derruirse y en la que sus gentes sobreviven como pueden en el desértico pasaje que les rodea.

Tras una discusión por un juego de cartas, Gwynn que es un pistolero muy habilidoso, termina por asesinar a sus compañeros de mesa antes de que estos le eliminen a él. Consciente de que ha llamado demasiado la atención, Gwynn decide abandonar el poblado y buscar un lugar en el que vender las armas y otros utensilios que les ha robado a sus víctimas, pero debido a que es un extranjero y por lo tanto su aspecto no pasa desapercibido, solicita la ayuda a una Raule que va muy corta de efectivo y que además tampoco tiene ningún lugar al que ir en ese momento.

Los dos viejos compañeros se embarcarán en un pequeño viaje en el que deberán recorrer el País del Cobre, mientras un ejército de hombres armados les persigue.

Hasta este instante es como si estuviéramos leyendo una novela corta, ya que cuando ambos terminan su viaje y llegan a Ashmoil, la verdadera trama de la historia comienza y con ella se cambia de escenario para la novela. Pasando de un estilo western, a una ciudad decadente y oscura donde se junta lo peor que puede dar la humanidad.

Aunque la ambientación sigue siendo magnifica, tanto el ritmo de la novela como el tono varían mucho. Pasando de una Raule más protagonista, a que sea Gwynn casi la estrella.

En este cambio veremos como Gwynn se une a una banda de la ciudad a hacer lo que mejor se le da, que no es otra cosa que usar sus armas y pelear. Por otro lado, Raule se asentará como doctora en un pequeño hospital de la iglesia que da servicio a aquellos que no pueden pagarse algo mejor. Al estar instalados en mundos tan alejados, sus vidas se separarán casi por completo, salvo por algún que otro encuentro esporádico.

Mientras prosigue con su vida de delincuente, Gwynn terminará obsesionado con un grabado pintado por una mujer desconocida, que él cree que está pintado solo para sus ojos, y que esconde un mensaje oculto.

Cuando por fin Gwynn descubra el secreto que esconde ese grabado y la persona que lo pintó, toda su vida dará un giro inesperado y todas sus creencias se podrán vistas a prueba. Pero sus acciones también afectarán a otros personajes y al final todo concluirá de la única forma en que un pistolero como él puede concebir, es decir a base de sangre y muerte.

Como suele ser habitual en este tipo de historias en los que los personajes y el narrador son muy reflexivos, la prosa es de mucha calidad, aunque para mi gusto en algunos casos algo recargada. El ritmo de la narración comienza enganchándote desde las primeras páginas, pero a partir del traslado a la ciudad todo va a peor, llegando a tornarse algo pesada esa parte de la historia.

De los dos personajes protagonistas, es Gwynn aquel que está más trabajado, mientras que a Raule se le echa en falta algo más de profundidad. Aunque tampoco es que Gwynn sea perfecto, ya que adolece de algunos clichés muy propios del típico antihéroe. Con respecto a los secundarios, son Beth la pintora y el sacerdote amigo de Gwynn aquellos que disponen de mayor protagonismo. En el caso de Beth la autora en todo momento aporta la información mínima para mantener el aura de misterio que la rodea, mientras que el sacerdote se pasa todo el libro intentando convertir a Gwynn en un seguidor de Dios.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø     Sin lugar a dudas el inicio de la novela con ese toque de Western oscuro es lo mejor de este libro. Lástima que la cosa no dure demasiado.  
Ø     La ambientación lúgubre y descarnada de la ciudad de Ashmoil, así como la sociedad que puebla dicha urbe, muestran un más que interesante escenario tenebroso donde la desesperación y el miedo campan a sus anchas.  
Ø   A pesar de no ser un gran seguidor de la prosa demasiado reflexiva que se emplea en esta historia, he de reconocer que K.J Bishop realiza un gran trabajo en este apartado y por ello me veo en la necesidad de remarcar dicho punto.


COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø   Tras un inicio prometedor durante el primer tercio, la trama sufre un giro de 180 grados, como si estuviéramos leyendo dos novelas distintas.
Ø   No entiendo del todo la evolución del personaje de Raule. Además de faltarle profundidad y personalidad, su enorme cuota de protagonismo al principio de la novela, se va diluyendo hasta casi desaparecer durante gran parte del libro.
Ø   No me ha terminado de convencer mucho este invento de fantasía reflexiva que emplea la autora. Al final la parte fantástica termina muy descafeinada y la parte filosófica solo vuelve más y más lenta la trama.

CONCLUSIÓN:

La ciudad del grabado no es la clásica novela de fantasía en la que su autor nos marca una serie de directrices sobre el mundo que ha creado y que nos va recordando conforme la trama va avanzando. En este libro la magia y otros elementos fantásticos retrasan su aparición durante gran parte de la historia, pero cuando aparecen lo hacen de una forma sutil y sin ofrecernos demasiadas explicaciones del cómo ni el porqué. La ambientación, junto a lo bien escrita que está, son sus dos grandes puntos fuertes. Por desgracia, el ritmo de narración se vuelve muy lento y algo pesado a partir del primer tercio de la historia, debido al exceso de reflexión y el abuso de monólogos por parte de los personajes, consiguiendo perder gran parte de nuestro interés. ¿Recomendable? Bueno, si te gustan las historias de fantasía, en la que la parte fantástica es la que más atrae tu atención, entonces no te la recomendaría.

NOTA: 6 sobre 10.



sábado, 27 de agosto de 2016

Visión ciega, demasiada reflexión para mi gusto.

SINOPSIS:

El 13 de febrero de 2082, más de 65.000 sondas de origen desconocido aparecieron alrededor de la Tierra, dispuestas en una red esférica para cubrir toda la superficie del planeta. Con un destello simultáneo, se desintegraron en la atmósfera... y enviaron una señal al espacio.

Alguien acababa de hacernos una foto.

Un equipo formado por exobiólogos y especialistas en comunicación es enviado en la astronave Teseo tras la pista de la señal emitida por las sondas extraterrestres. Tras años en animación suspendida, la tripulación es despertada por los sistemas automáticos de a bordo más allá de los límites del sistema solar, en los helados páramos del Oort.

Allí tendrá lugar la más escalofriante experiencia de primer contacto que jamás pudieron imaginar. Una experiencia que cambiará para siempre sus ideas sobre el ser humano y su papel en el universo... si consiguen sobrevivir el tiempo suficiente.

De nuevo me tenéis por aquí con otra reseña, esta vez la de Visión Ciega, una novela de ciencia ficción que hace una decena de años que se publicó, obteniendo una gran acogida por parte del público.

La historia transcurre en un futuro bastante cercano, menos de un siglo con respecto a la actualidad, donde las máquinas han revolucionado la sociedad de tal forma, que la gran mayoría de seres humanos no necesita trabajar para vivir, ya que son las máquinas quienes se encargan de realizar la gran mayoría de tareas laborales. Pero todavía quedan muchos hombres y mujeres que no están dispuestos a vivir la vida sin más, y por ello han adaptado cibernéticamente sus cuerpos y mentes, para poder seguir sintiéndose útiles.

Una de estas personas es Siri Keeton, nuestro protagonista. Al cual le fue extirpado la mitad de su cerebro cuando era niño, aunque en su caso por temas de salud ya que sufría una grave epilepsia, perdiendo de esa forma la parte de su mente capaz de empatizar y sentir, y en su lugar se le implantó un software que le convirtió en uno de los mejores analistas y observadores del mundo.

Como nos cuenta la sinopsis, un día aparecen de la nada en nuestra atmosfera más de 65.000 sondas con la misión de espiarnos. Decididos a descubrir quienes han enviado esas sondas y el porqué, la humanidad envía una misión espacial tripulada por varios de los mejores exobiólogos, especialistas en comunicación y a nuestro Siri Keeton. Pero lo curioso del tema es que el capitán de la expedición es nada menos que un vampiro. Sí, habéis oído bien, la humanidad ha sido capaz de revivir a los vampiros y ahora somos capaces de controlarlos para que trabajen para nosotros. Ya sé que suena muy raro, aunque más raro suena todavía saber que la mente de los vampiros es cuántica y capaz de realizar cálculos a nivel de un ordenador. 

La Teseo, que así es como se conoce a la nave en la que viaja Siri Keeton y el resto de tripulantes, tras varios años de viaje recorriendo el Sistema Solar y tras abandonar este, se topará con un extraño objeto de enorme tamaño, que para sorpresa de los tripulantes será capaz de comunicarse con ellos y advertirles para que no se le acerquen.

Pero ya sabéis como somos los seres humanos, y bueno en este caso el vampiro, y esa advertencia solo servirá para animar todavía más a los miembros de la Teseo a investigar que es esa cosa, y quienes son los seres que les han hablado.

El desenlace de la historia llegará de una forma demasiado pausada y de la mano de un gran número de reflexiones, en las que se nos plantearán muchas preguntas y se nos otorgarán muchas menos respuestas.

Si hablamos de la calidad de la novela, solo puedo alabar el nivel exquisito de su cuidada prosa. No así el ritmo narrativo de la historia, que para mi gusto se ve a veces muy entorpecido a causa del gran número de pensamientos filosóficos y reflexiones por parte de los personajes, consiguiendo de esa forma una lectura demasiado pausada.

Con respecto a los personajes, a primera vista uno echa de menos un poco más de profundidad y más información del trasfondo de los personajes secundarios, sobre todo en el caso del vampiro, del cual solo conocemos aquello que Siri nos va contando conforme le va observando. Además, todos ellos me han parecido bastante faltos de empatía humana, aunque en este caso quiero entender que ese era el objetivo de Peter Watts, al menos en el caso de Siri está claro que lo es, y supongo que en el del resto también.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø     Sin ser el planteamiento de la historia el más original, si me ha parecido bastante interesante.
Ø   Durante gran parte de la trama Peter Watts consigue crear una atmósfera repleta de tensión y opresión muy al estilo de la cinematográfica Alíen.
Ø   No hay duda de que es un libro de mucha calidad. La prosa que emplea Peter Watts es de muchos quilates y tanto sus descripciones, como algunas de sus reflexiones son muy intensas.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø     Sigo sin comprender el motivo por el que aparecen vampiros en esta novela, además claro estar de aportar un elemento fantástico a la historia, pero que en verdad no sirve de nada, ya que ese papel podría haberlo hecho un ser humano.
Ø     Algunas escenas son bastante confusas, sobre todo en las que nos topamos con algo de acción, dificultándonos  de esa forma  el seguir el hilo en ese momento de la trama.
Ø   El abuso a la hora de emplear una y otra vez los pensamientos filosóficos y reflexiones del protagonista, supongo que para darle más profundidad a la historia. Ojo, no digo que de vez en cuando este recurso no aporte mayor empaque a la trama, pero es que hacerlo de una forma casi constante termina por enlentecer demasiado el ritmo de la historia y por ende el de lectura.

CONCLUSIÓN:

Visión Ciega es un libro que me deja con sentimientos encontrados, por un lado está muy bien escrito y contiene reflexiones sobre la humanidad muy interesantes, pero al final abusa tanto de esto último, que uno se queda con la sensación de que un estilo más directo le hubiera beneficiado y de esa forma la lectura podría haber sido mucho más amena. ¿Recomendable? Digamos que este es un libro muy especial y que no es para todo el mundo. Antes de leerlo tienes que hacerte a la idea de que al final las reflexiones del protagonista son tan o más importantes que la propia historia en sí, así que si lo que buscas es una novela de ciencia ficción pura, en ese caso te recomendaría que miraras para otro lado.


NOTA: 6 sobre 10.



jueves, 25 de agosto de 2016

Star Trek más allá, ciencia ficción palomitera.




Aprovechando que ayer en mi ciudad era el día del espectador y como gran amante de la ciencia ficción que es uno, decidí acercarme al cine y ver la última entrega de esta mítica saga. He de advertiros que ni mucho menos soy un trekkie, es más, nunca he sido un gran seguidor de Star Trek, pero cuando JJ Abrams retomó la saga me gustó lo que consiguió en los dos films anteriores y por eso tenía curiosidad sobre esta tercera entrega.

Hablando ya de la película en sí, creo que esta ha bajado un peldaño respecto a las anteriores. Ojo, no digo que sea un mal producto ni muchísimo menos, ni tampoco influye en mi opinión la mujer que tenía sentada al lado y que se esperó a que empezara el primer fotograma para sacarse el bocadillo envuelto en papel de plata, pero mientras que las dos entregas anteriores me parecieron notables, esta me pareció simplemente bien, aunque eso sí, muy disfrutable.

Sus grandes problemas para mi gusto, son sobre todo un flojo guión que termina creando una trama bastante mejorable, en la que vemos como se resuelven o suceden ciertas subtramas de un modo bastante cogido con pinzas. El malo. No es que Idris Elba haga un mal papel, pero cuando vienes de un gran Khan, las comparaciones son odiosas y en este caso Krull tampoco es que ralle a un gran nivel, aunque se le podría disculpar un poco debido a que la trama daba para lo que daba. Y por último, la forma en que están rodadas muchas de las escenas de acción. Esa forma de mover la cámara a lo loco de un lado para otro buscando más espectacularidad o yo que sé que narices buscan, lo único que consigue es marear al personal y que uno tenga ganas de que la escena termine lo antes posible, en vez de disfrutar de ella. Y por desgracia es algo que en esta cinta ocurre en demasiadas ocasiones.

En el lado positivo de la balanza, disfrutaremos una vez más del gran elenco de personajes que conforman la tripulación del U.S.S Enterprise y que es sin ningún género de duda el gran punto fuerte de esta nueva generación, y la clave de su gran éxito. No sé como será su relación fuera de la pantalla, pero dentro de ella se nota una gran química entre los actores y apetece verles actuar en conjunto. Por desgracia la muerte de Anton Yelchin (Pavel Chekov en la saga) a principio de verano, ha sido un gran e inesperado varapalo y una perdida irremplazable.

Ellos son el verdadero corazón de Star Trek


Además de la tripulación del Enterprise, aquellos a los que nos encanta la ciencia ficción, disfrutaremos de una gran ambientación espacial. A destacar el espectacular diseño de la base estelar de York Town, que en cierto modo me recordó muy mucho a la ciudadela de Mass Effect, pero con un aspecto todavía más impresionante.


En definitiva, si te gustaron las dos anteriores entregas, entonces te recomiendo que vayas a verla en cuanto puedas. Seguro que no te arrepentirás de poder disfrutar de sus efectos especiales en el cine. Si se da el caso que no has visto ninguna de las nuevas películas, pero te gusta la ciencia ficción, te recomiendo que les des una oportunidad y ya me cuentas si ha he merecido la pena. 

Por cierto, ya están trabajando en la siguiente entrega que podría estrenarse en 2019 y en la que parece ser que volveríamos a ver a George Kirk.

domingo, 21 de agosto de 2016

El ejército de los libres, fantasía gratuita de calidad.

SINOPSIS:

Rex-Drebanin, año 1326 del Calendario Continental.
El regimiento de Róthgert Dashtalian, Gran Mariscal de Rex-Drebanin, parte hacia los territorios de Shoala para combatir a una banda de salteadores que aterroriza la región. Su número no deja de incrementarse y cada aldea asaltada suma decenas de nuevos miembros a lo que algunos empiezan a referirse como el Ejército de los Libres. Los rumores también hablan de su líder, un hombre misterioso que se hace llamar el Cónsul de la Espesura.
Para darles caza, Róthgert y su compañía, los famosos Ocho más Uno, deberán internarse en el inmenso Bosque de Houm, donde no tardarán en constatar que los hombres a los que habrán de enfrentarse no son simples bandidos; y también que hay algo más que se oculta en la floresta.
El ejército de los libres se desarrolla 36 años antes de los hechos que se narran en “Razas, acero y sombras I: Presagios y grietas”. Es un relato-precuela independiente y no está vinculado de un modo directo a la trama de la saga, aunque ambos comparten algunos personajes.

Todavía en pleno mes de agosto y sin mucho tiempo para realizar una buena reseña, así que os haré un breve resumen de esta novela escrita por Benjamín Van Ammers, un autor español al que ya conocía de su otra obra, Presagios y Grietas, y al que os recomiendo que leáis.

Al ser un libro no demasiado largo, el autor nos sitúa de lleno en la acción casi desde la casilla de salida, ofreciéndonos el punto de vista desde las dos partes en conflicto, así como de una tercera parte ajena a ellos y que por diversas circunstancias se verá entrometida en la acción.

De ese modo descubriremos que el conocido ejercito de los libres no es más que un grupo de desarrapados, asesinos y ladrones, que se ha dejado llevar por la verborrea de un viejo hereje y un pirata de aspecto carismático, que les han hecho sentirse libres e importantes por primera vez en sus vidas. El problema de esta situación es que para alcanzar esa supuesta libertad, este ejército ha matado, mutilado y asesinado a un gran número de personas y debido a ello han enviado al ejercito del mariscal de Rex-Drebanin a detenerlos.

Los Ocho más Uno que así son conocidos, son un ejército profesional que a diferencia de sus enemigos conoce muy bien su trabajo. Dirigidos con mano férrea por el mariscal Róthgert, verán como durante esta misión, su disciplina y sobre todo los valores que les han inculcado durante años, serán puestos a prueba y nada volverá a ser lo mismo una vez terminen por cuestionarse sus acciones.

Por último, durante buena parte del libro dispondremos también del punto de vista de otro ser, en este caso una especie de humanoide de gran tamaño y fuerza de una razada llamada Gottrek, que aportará cierto toque fantástico a la novela.

El desenlace de la historia transcurre por los derroteros que el autor no va marcando durante toda la lectura, por lo que no sorprenderá a nadie, e incluso puedo decir que puede tornarse algo pesado debido a los discursos y alusiones acerca de la libertad y la condición humana.

La prosa de la que hace gala el autor es más que remarcable y demuestra que a pesar de ser un autor bastante novel sabe lo que se hace. Tanto el ritmo de la narración como la prosa fluyen de forma natural, consiguiendo que atraer nuestra atención y que terminemos enganchados.

Los personajes son quizás el gran pero de esta historia. El autor nos presenta a demasiados de ellos, muchos de los cuales al final su protagonismo es escaso, y en ninguno de ellos llega a profundizar lo suficiente para que termine de calar en nuestra mente. En este sentido creo que hubiera sido más acertado reducir el número de personajes "importantes" y centrarse más en aquellos con un papel significativo.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø  Para ser un libro de un autor bastante novel creo que es de destacar lo bien escrito que está. La prosa es fluida y las escenas de acción están muy bien narradas.
Ø  Se lee muy rápido al ser la trama bastante entretenida y ser un libro corto.
Ø  Aunque esto no tiene nada que ver con la novela, esta se puede bajar de forma gratuita de Amazon, así que a ese precio creo que todo el mundo debería de darle una oportunidad.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø  Se echa de menos un poco más de profundidad en ciertos aspectos, como en los personajes y el mundo en el que sucede la acción.
Ø  El final es bastante previsible y al final tanto monologo acerca de la libertad, el yugo y demás, termina por cansar.

CONCLUSIÓN:

El ejército de los libres es una novela de fantasía bien trabajada y escrita con mucho esmero, que estoy convencido de que si le dais una oportunidad os dejará con un buen sabor de boca. Os puedo asegurar que la trama es interesante y engancha bastante. Por ponerle algún pero, se echa en falta algo más de profundidad tanto en los personajes protagonistas, como en el mundo que el autor nos plantea. Dado que se encuentra de forma gratuita en Amazon y otras plataformas, es más que recomendable su lectura.

NOTA: 7 sobre 10.



jueves, 18 de agosto de 2016

El Invencible, una novela de ciencia ficción donde el mensaje es lo importante.

SINOPSIS:

Una maravillosa aventura con soberbias descripciones en un extraño y peligroso planeta. Un terrorífico enigma con un extraño final

El hombre no se ha elevado aún al pináculo que cree haber alcanzado; no ha merecido aún acceder a la posición presuntamente llamada cosmocéntrica. Esa idea acariciada desde la antigüedad, que no consiste sólo en buscar criaturas semejantes al hombre y en aprender a comprenderlas, sino más bien en abstenerse a comprenderlas, sino más bien en abstenerse de interferir en todo aquello que no concierne al hombre, en todo cuanto es ajeno.



Buenas a todos los que me soléis leer de forma habitual. Espero que estéis pasando un agradable verano a pesar del agobiante calor de estos días. En mi caso sigo sin disponer de demasiado tiempo libre, así que de nuevo tendréis que disculparme por esta pseudoreseña que os voy a presentar.

El Invencible nos cuesta la historia de la nave más poderosa de la flota espacial que posee la humanidad, cuya misión ha sido acudir a un desolado planeta llamado Regis III, a descubrir lo que le sucedió a su nave gemela llamada el Cóndor.

Al ser esta una novela corta, Lem no se anda con tonterías y casi desde la primera página nos introduce en el meollo de la cuestión así sin más, sin ofrecernos ningún tipo de información que nos sirva de antecedente, más allá del objetivo de la misión.

Bajo el punto de vista de Rohan, segundo al mando de la misión, nos adentraremos en el inhóspito planeta de Regis III, en cuya superficie terrestre no existe ningún indicio de vida orgánica, a pesar de que sus condiciones podrían albergarla, como demuestra la existencia de cierto tipo de vida en los océanos del planeta.

Una inquietante revelación les acompañará cuando por fin descubran los resto del Cóndor y sean capaces de descifrar el fatídico destino que sufrieron sus tripulantes. Una fuerza alienígena acabó con ellos. Pero estos supuestos alienígenas, no son grandes seres verdes cuyo mal carácter les hace ser violentos, ni bestias cuya sangre es acida y usan a los humanos para que se desarrollen sus crías, no, Rohan y el resto de la tripulación del Invencible deberán de enfrentarse a algo más complicado de comprender, a unas pequeñas máquinas que han sido capaces de evolucionar con el paso de los siglos y que en ese planeta están en lo más alto de la escala evolutiva.

A partir de ese instante el autor polaco cambiará un poco su discurso, centrándose más en el aspecto filosófico de la forma de ser y de actuar de los seres humanos ante todo aquello que es diferente, y que no somos capaces de comprender. Esto nos conducirá a un desenlace distinto a lo que uno podría esperar y en el que terminaremos por comprender el mensaje que Lem quiere inculcarnos.

Tanto el estilo de la prosa como el ritmo de la narración están bastante por encima de la media en esta clase de historias. Se nota que Lem sabía moverse muy bien en este tipo de narraciones más centradas en la parte filosófica que en la propia ciencia ficción.

Con respecto a los personajes, pues la verdad es que salvo Rohan y en menor medida el astronauta(el comandante de la nave), al resto les veo un papel muy marginal. Y ojo, que tampoco es que sobre estos dos se llegue a profundizar gran cosa. En otra situación diría que es este es un aspecto negativo de la novela, pero si tenemos en cuenta que consta de unas 150 páginas, pues es lógico que Lem tampoco se parara a dedicarles demasiado tiempo.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø  La forma en que Lem es capaz de explicarnos de forma sencilla y muy literaria, ciertos términos científicos, que de otra forma salvo que uno sea ducho en el tema sería incapaz de comprender.
Ø  Esta es una historia de algo más que una nave espacial. Es una historia con un mensaje que no deja demasiado bien a la humanidad y donde se nos critica por nuestra mentalidad destructiva y el temor a lo desconocido.
Ø  Que no necesite cientos y cientos de páginas para relatarnos su historia. Lem va al meollo de la cuestión casi desde el principio, algo que se agradece y mucho.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø   El desenlace final es el adecuado, pero creo que la ejecución era mejorable y por desgracia las últimas páginas le quedaron algo sosas al autor polaco.
Ø  Este punto ya es más gusto personal, pero para alguien que le gusta mucho la acción, echo en falta un poco más de adrenalina en este libro. 

CONCLUSIÓN:

El Invencible es una de esas novelas sesenteras de ciencia ficción que parece escrita varias décadas después y cuyo mensaje todavía sigue siendo válido a día de hoy. Este es un libro en que el aspecto filosófico de la trama es casi tan importante como todo la ambientación sci fi que le rodea, por lo que si buscas una lectura del género más profunda de lo que suele ser habitual, este es un libro ideal para ello. En mi caso debo decir que no es la clase de lectura que más me gusta, pero a pesar de ello no me ha desagradado, que ya es mucho y por eso mismo lo recomiendo. Las circunstancias de leerlo en pleno verano creo que también han hecho que la nota quizás sea algo baja.

PUNTUACIÓN: 6.5 sobre 10.



domingo, 14 de agosto de 2016

Puente de pájaros, la fantasía también puede ser simpática y graciosa.

SINOPSIS:

"Mi apellido es Li y mi nombre personal es Kao, y hay un ligero defecto en mi carácter"
En una China que nunca existió, el campesino de corazón puro conocido como Buey Número Diez y el sabio Li Kao, que tiene un ligero defecto en su carácter, unen sus fuerzas para buscar la cura al misterioso envenenamiento que ha sumido en un sopor invencible a los niños de la aldea de Ku-fu. Enfrentándose a siniestros nobles, avariciosos mercaderes, espantosas criaturas y espíritus de inescrutables intenciones, poco a poco irán descubriendo que su búsqueda se entrelaza con leyendas milenarias, y que las increíbles coincidencias que jalonan su camino no son coincidencias en absoluto. Al final de su viaje les espera la resolución de un misterio de proporciones mitológicas que deleitará y maravillará a los ilustres lectores.
Barry Hughart ha recreado una China que nunca fue, pero que debería haber sido, en un relato maravilloso, estremecedor e hilarante a partes iguales. Un descubrimiento galardonado con el Premio Mythopoeic y el Premio Mundial de Fantasía (ex aequo con Bosque Mitago de Robert Holdstock).

Las vacaciones son un momento genial para desconectar y deleitarse con un buen libro, o al menos eso dicen. Pero claro, cuando eres un lector voraz como es mi caso, al final de lo que terminas desconectando es de la lectura, y no por deseo propio, sino más bien por falta de tiempo o estar demasiado cansado. Así que no seáis muy crueles con esta reseña, que he sacado tiempo de donde no tenía para terminar el libro y hacerla. Por cierto, en otro momento del año con más tranquilidad, creo que la nota final hubiera sido más alta.

La historia comienza en una pequeña aldea de una China rural, en la que varios niños de dicha población han sufrido de un envenenamiento grave que amenaza con arrebatarles la vida. Buey Número Diez, que así se llama uno de nuestros protagonistas, es enviado a la capital del imperio para contratar a un sabio que pueda ayudar a los niños. Allí en mitad de Pekín y tras ser rechazado por la mayoría de sabios de la zona, Buey conocerá a Li Kao, un anciano estrambótico que debe de rondar el siglo de edad y que parece el único dispuesto a ayudarle. Así nacerá la unión de nuestros dos protagonistas.

Li Kao acudirá a la pequeña aldea de Ku-Fu y tras realizar una investigación, descubrirá que solo la Gran raíz de poder puede curar a esos niños. Pero encontrar esa raíz no será algo tan sencillo, ya que su existencia parece ser mitológica más que real. Con la idea de salvar a los niños a cualquier precio, Li Kao y Buey Número Diez se embarcarán en una serie de aventuras a cada cual más singular, en la que el viejo sabio tendrá que hacer gala de todas sus tretas y de su carácter picaresco, aportándonos grandes momentos repletos de un humor negro muy fino, en los que podremos conocer a algunos personajes secundarios muy estrafalarios.

El final de la historia nos conducirá a un desenlace en el que la mitología y las aventuras de nuestros protagonistas terminarán entrecruzándose, aportándonos una conclusión que si uno ha estado atento durante la historia no será inesperada, pero si original y muy adecuada al tono general de la obra.

Todo lo que no sea definir la prosa de Barry Hughart con un adjetivo como magnífica o esplendida, sería faltar a la realidad y os puedo asegurar que en este caso no estoy exagerando. Al estar la novela repleta de un sinfín de aventuras por parte de los dos protagonistas, el ritmo de la narración sufre de muchos altibajos, en los que pasaremos en apenas una página de un ritmo calmado a uno demasiado vertiginoso que puede hacernos perder el hilo.

Es una pena que no tenga demasiado tiempo para explayarme sobre los personajes, aunque he de deciros que en general me han encantado. Hughart consigue sin emplear grandes descripciones, ni físicas ni psicológicas, crear unos personajes complejos y con un toque disparatado, que les hace ser geniales.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø   La historia desprende originalidad por los cuatro costados. La mezcla de mitología China con elementos fantásticos, es todo un acierto y le da un toque muy simpático.
Ø    Barry Hughart consigue que la dupla de protagonistas se complementen de una forma brutal y es imposible no terminar encariñado con ambos.
Ø   En muchos momentos el autor hace gala de una prosa de muchos quilates, pero que en ningún caso entorpece la lectura como sucede en otros autores que aprovechan cualquier momento para lucir su pluma.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø  Para mí gusto, el autor abusa en muchas ocasiones de acelerar demasiado el ritmo de la narración, consiguiendo que algunas escenas se tornen algo confusas y llegado el caso podamos perder parte del hilo de la trama.

CONCLUSIÓN:

Puente de pájaros es una novela sobre todo sorprendente. Catalogarla como una obra de fantasía sería quedarse corto, es más bien un compendio de aventuras, picaresca, mitología y todo ello aderezado con un toque detectivesco, pero sin olvidarnos del fino humor del que hace gala el autor. Tanto los dos protagonistas como el resto de personajes son inclasificables, pero seguro que se ganarán un puesto en tu corazón. Por ponerle alguna pega, el ritmo de narración se enloquece de vez en cuando y si uno no está atento puede perderse alguna situación importante de cara a resolver el gran misterio de esta novela.

NOTA:7.75 sobre 10.




miércoles, 10 de agosto de 2016

La larga marcha, un clásico que ha marcado tendencia.

SINOPSIS:

Una inquietante novela futurista donde la realidad supera a la fantasía más terrorífica. El escenario: una sociedad ultraconservadora que ha llevado al paroxismo sus rasgos más perversos, dominada por un estado policial. El acontecimiento: la más extraordinaria competición deportiva, una agotadora marcha a pie donde un resbalón puede ser el último. Los competidores: cien adolescentes elegidos por sorteo y decididos a pasar sobre los cadáveres de sus compañeros para llegar a la meta. El premio: fama y fortuna para el ganador, es decir, para el único superviviente... Solo uno será el triunfador. Los 99 restantes morirán.




Este era uno de esos libros que le tenía ganas desde hace tiempo, pero que siempre iba postergando sin saber muy bien el motivo. Por fortuna esta semana he dejado atrás los posibles prejuicios y me he puesto a ello.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de leer esta novela, es que la trama es la que es y nadie puede llevarse al engaño al leer el título del libro. King cumple lo que promete y nos ofrece una gran caminata repleta de sudor y lágrimas, que llegado el momento nos parecerá hasta extenuante a los lectores.

King nos sitúa desde el principio en mitad de la acción sin ofrecernos ninguna clase de información de lo que vamos a vivir a continuación. Solo sabremos que nos encontramos en la piel de Ray Garraty, un joven que como la mayoría del resto de participantes de la Marcha, no tiene muy claro el motivo por el que ha aceptado participar en ese evento en el que solo uno de los cien jóvenes sobrevivirá.

Conforme Garraty vaya avanzando en su tortuoso camino, iremos descubriendo el funcionamiento de la Marcha, así como muchos otros aspectos sobre la sociedad en la que transcurre un evento de esta índole. Resumiendo un poco las normas, cada marchador deberá andar en todo momento a una velocidad superior a 6.5 km/h hasta que solo quede uno en pie. Si en algún momento baja de esa velocidad, recibirá un aviso, cuando acumule cuatro avisos, uno de los soldados que controla la Marcha disparará a sangre fría al joven. Pero eso no es la única manera de obtener el pasaporte, que así es como los chicos llaman al ser asesinado, sí alguien abandona el camino o intenta huir también será disparado. Si un marchador intenta atacar a un contrincante también será despachado. Además, no podrán recibir ayuda del exterior y solo podrán comer aquello que lleven encima antes de empezar, o lo que la organización les entregará una vez al día.

Supongo que después de leer esto apreciareis más los paseos por la playa o las caminatas por la montaña de los fines de semana.

Con esta premisa como base de la novela, King nos ofrecerá un relato repleto de dureza y que llevará al limite el aguante de Garraty, tanto físico como mental, así como del resto de personajes que le acompañan, sacando en muchos casos lo peor y mejor de cada uno de ellos.

En la parte final de la novela King nos hará participes de la Marcha de una forma muy cercana que nos hará sentir como si fuéramos uno de los últimos marchadores, y de esa forma podremos sentir de más cerca del desgaste físico y mental que sufren los participantes y comprender mejor un desenlace que no dejará indiferente a nadie.

Si hablamos de la narración, destacaría por encima de todo las descripciones con las que King nos narra la extenuación y sufrimiento de los participantes, llegando incluso en algunos momentos a cuotas de narración no aptas para gente sensible. La lectura sobre todo en la primera mitad es muy amena y nos será muy fácil entrar en la historia, lo malo es que a partir de esa primera mitad King empieza a repetirse y llegado el caso se nos puede hacer algo larga la historia.

Otro punto que destacaría sería la gran variedad de personajes y el enorme carisma que desprenden muchos de ellos. Garraty para ser un adolescente es un personaje bastante complejo y repleto de matices que hacen de él un protagonista muy sólido. Además, King es capaz de rodear a Garraty de grandes personajes secundarios que aportarán su propio toque a la historia y a los que seremos capaces de odiar y amar, según el momento de la trama y la situación que afronten.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

·        Como basándose en una premisa tan sencilla, King es capaz de crear toda una sociedad futurista a su alrededor. Una sociedad oscura y opresiva en la que estoy convencido de que no nos gustaría vivir.
·     Los personajes en general y en especial el personaje de Garraty. Para lo que algunos autores necesitan decenas y decenas de párrafos, King lo consigue con mucha maestría y a las pocas páginas ya habremos empatizado con su protagonista.
·     La crudeza y el tono que desprenden ciertas partes de la trama. Mediante el uso de unas descripciones en algunos casos bastante duras, King es capaz de meternos de lleno en la locura que es la marcha infernal que nos está narrando.
·       El modo en el que al final después de tanto sufrimiento King consigue introducirnos tanto en la trama, que llegado el momento el lector casi puede considerarse un marchador más.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

·        Hasta mitad del libro lo he devorado, pero a partir de esa segunda parte tuve la sensación de que la trama no daba para más y que seguramente King había estirado demasiado el chicle.
·       No sé a qué se debe, pero todas las personas con las que he hablado han opinado lo mismo del final. Uno espera un desenlace que te deje boquiabierto y luego te encuentras con ese final que sin ser malo, no termina de ser lo que habíamos esperado.


CONCLUSIÓN:

La larga marcha es un libro de esos que podríamos catalogar como atemporales y cuyo paso del tiempo no desmerecen su calidad. Bien escrito, con personajes carismáticos y una premisa simple, pero en la que se combina muy bien la crítica social y la búsqueda del límite del ser humano. Por supuesto no es perfecta, el final es digamos mejorable y la trama se alarga demasiado, pero a pesar de ello es una novela que recomendaría a todo el mundo y en especial a aquellos seguidores de ficción distópica e historias similares, al ser esta uno de los padres del género.

PUNTUACIÓN: 8 sobre 10.