Buscar este blog

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Camino Desolación, una novela de ciencia ficción algo surrealista.

SINOPSIS:

Alejada de ninguna parte pero a solo un paso de Paraíso, en algún lugar de la línea que la une con Sabiduría y donde nunca paran los trenes se hallaba Camino Desolación, un pueblo que nunca debería haber existido, ni siquiera en el Marte de aquella época, donde los milagros ocurrían cada día. En realidad, era tan pequeño y estaba tan apartado que se le conoció tan solo por las historias que de él se contaban.
Todo empezó hace treinta años con un hombrecito verde. Pero para cuando los hechos acabaron, por Camino Desolación habían desfilado todos y cada uno de los prodigios y anormalidades concebibles en oferta: desde la Feria Ambulante y Fantasía Educativa de Adam Black (completa, con su propio ángel cautivo), hasta el Asombroso Desprecio, Maestro Mutante del Centelleante Sarcasmo y Réplica Rápida, sin olvidar (si alguien pudiera) el Asombroso Bazar Aéreo de Persis Jirones, el martes de Cometas y el primer viaje tripulado a través del tiempo de la historia…

Buenas tardes a todos. Ya sé que en los últimos días me repito más que el ajo, pero hoy solo dispongo de 30 minutos para crear esta entrada y subirla, así que espero que me disculpéis por dejaros una reseña más light de lo que se merece un libro de esta entidad.

Intentar resumiros la trama de esta novela tan surrealista con el poco tiempo que dispongo sería más complicado que hacerle comprender a un extraterrestre el funcionamiento de la regla del fuero de juego en el fútbol. Por ese motivo creo que es mejor que os leáis la sinopsis e igual así os hacéis una idea de a lo que os vais a enfrentar. Si no es el caso, preguntad y prometo responderos.

PERSONAJES:

Sin duda lo que más me ha fascinado de esta novela es la gran cantidad de personajes peculiares y únicos que McDonald fue capaz de crear en su momento. Todos ellos, y son muchos, están creados con mucho ingenio y cariño, conformando a su modo el engranaje sobre el que se sustenta esta historia. Podremos disfrutar de algunos personajes con una personalidad surrealista, otros capaces de conquistarnos desde el primer momento, algún que otro egoísta y malvado, pero siempre detrás de cada uno de estos personajes descubriremos algo sorprendente que les hace ser especiales.  

NARRATIVA:

En este apartado poco más que alabar la excelente prosa con la que nos deleita McDonald. El autor británico empleando un recurso que para muchos sería su propia ruina, como es el hacer uso de un gran número de adjetivos durante buena parte de la narración, es capaz de contarnos una historia bastante compleja de un modo cercano. Por ponerle algún pero, al ser tantos los personajes y las tramas secundarias en las que estos participan, es inevitable encontrarnos con ciertas fluctuaciones en el ritmo de la narración, lo que nos lleva a que en algún que otro momento la lectura se nos pueda llegar a hacer algo pesada.  

DESENLACE:

A pesar de que al final todas las tramas secundarias terminan más o menos cohesionándose en un final que debería cerrarlas, es cierto que algunas de ellas parecen algo forzadas y carecen de esa naturalidad que otras si son capaces de alcanzar. Eso hace que el final sin ser ni mucho menos malo, no termine de ser todo lo redondo que hubiéramos deseado. 


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø  La amalgama de personajes a cada cual más estrafalario. Mira que es complicado crear un personaje diferente para una historia y que este no caiga en clichés o le falte coherencia, pues McDonald es capaz de crear una gran cantidad de personajes a cada cual más sui generis.
Ø    La mezcla de géneros que componen la trama, un poco de fantasía por aquí,  una gran porción de ciencia ficción por allá e incluso un toque de western y todo ello aderezado con un poquito de surrealismo y ese aire nostálgico a fabula o cuento de toda la vida, que hacen de esta una de las novelas más frescas y originales que he leído en los últimos tiempos.
Ø     Lo bien escrito que está. McDonald te puede gustar más o menos, pero es obvio que es uno de los escritores de ciencia ficción que más jugo saben sacarle a su pluma.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø     Al estar dividido en muchos capítulos la narración se torna algo irregular en ciertas fases del libro, lo que nos conduce a ciertos momentos de pesadez en nuestra lectura.
Ø  Aunque en general me ha gustado bastante la trama, creo que al final este enorme rompecabezas no termina de encajar bien del todo. Disponemos de todas las piezas para que nos quede un desenlace perfecto, pero la sensación que me queda es que McDonald no terminó de conseguirlo.

CONCLUSIÓN:

Primero de todo, no os dejéis engañar como en mi caso por las naves espaciales de la portada, esto no es una Space Opera, aunque he de reconocer que es posible que de otro modo no hubiera leído esta magnífica novela. En segunda instancia deberíais de saber que esta novela desborda originalidad y frescura por sus cuatro costados, gracias a su trama singular y sobre todo a unos personajes peculiares. Además, todo ello escrito con la maestría de un genio del género. ¿Entonces es perfecta? Ni mucho menos, esta es una lectura complicada y repleta de vaivenes que dista de ser apta para todos los públicos, pero a la que si se le coge el puntillo seguro que dará muchos alegrías.


NOTA: 7.75 sobre 10.

domingo, 27 de noviembre de 2016

La llegada, ciencia ficción de calidad al alcance de todos los públicos.

SINOPSIS:

Cuando naves extraterrestres comienzan a llegar a la Tierra, los altos mandos militares contratan a una experta lingüista (Amy Adams) para intentar averiguar si los alienígenas vienen en son de paz o suponen una amenaza. Conforme la mujer aprende a comunicarse con los extraterrestres, comienza también a experimentar flashbacks extremadamente realistas que llegarán a ser la clave que dará significado a la verdadera razón y gran misterio de esta visita extraterrestre... Adaptación del relato corto "The Story of Your Life" del escritor Ted Chiang, ganador de los reconocidos premios de ciencia ficción Hugo y Nebula.



Anoche por fin pude sacar un rato e ir a ver esta cinta que tantas expectativas me había despertado. Fui sin saber nada acerca de ella, salvo alguna escena vista en el trailer y algún comentario suelto leído en twitter, nada de leer reseñas ni comentarios de expertos en el género. Tampoco he leído el relato de Ted Chiang en el que está basada, quizás puede ser ese uno de los motivos de que al final me haya gustado tanto.

Os dejo un pequeño resumen con mis impresiones en el que podéis estar tranquilos si no la habéis visto que no os destripo la historia.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø   La atmosfera de incertidumbre que se crea durante gran parte de la película y que nos deja pegados al asiento. Me encantan este tipo de historias en las que te van dejando una pista por aquí, otra por allá y no puedes apartar la vista de la pantalla para no perderte nada.
Ø   El excelente uso de los efectos sonoros y visuales para potenciar lo comentado en el apartado anterior. Denis Villeneuve sabe usar muy bien la cámara para sin hacer uso de mareantes cambios de plano dar importancia a las escenas que aportan más trascendencia a la trama, pero es el uso de los efectos de sonido lo que le da un plus a esta cinta y la lleva más allá.
Ø   La propia trama en sí. La idea global es muy ingeniosa y aunque la ejecución por parte del director de la cinta es mejorable en ciertos momentos, estamos delante de una historia con tintes de Hard Sci Fi, entendible para todo el mundo y sin la necesidad de atiborrarnos de escenas de acción como sucede en los últimos tiempos.
Ø   La forma en que al final se termina resolviendo la trama. No digo que sea la más original que hayamos visto, pero en ciencia ficción la barrera entre dejarnos satisfechos y con cara de tonto a veces es demasiado fina, y en este caso el desenlace lo veo como un acierto.


COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø    Los cinco últimos minutos. A parte de estar edulcorados hasta sobrepasar mis límites, creo que no eran necesarios para el devenir de la historia, ya que la película se hubiera entendido igual de bien sin ellos y nos hubieran ahorrado esas últimas escenas que no le hacen nada de bien a la cinta.


CONCLUSIÓN:

No sé si esta es la mejor película del año, al menos de las que yo he visto, pero si estoy convencido de que es la mejor dentro de su género de los últimos años. La trama es sólida, los actores crean unos personajes muy plausibles y con los que es sencillo empatizar y al final todo termina cuadrando de una forma más o menos lógica (Nada que ver con el fiasco final de Interstellar). ¿Recomendable? Para los seguidores del género diría que imprescindible, para el resto también la recomendaría, ya que como comento más arriba es una cinta accesible para todo el mundo y que a pesar de su ritmo pausado no se hace para nada pesada.

NOTA: 8 sobre 10.

jueves, 24 de noviembre de 2016

Reyes del amanecer, Trilogía Match III

SINOPSIS:

Tras lograr el objetivo aparentemente imposible de unificar a las belicosas polis macht en una sola nación, el genio militar de Corvus se dirige al otro lado del mar. Allí se extiende el vasto Imperio asurio, una antiquísima civilización cuyo poder han padecido los macht durante siglos. Pero hoy, Corvus se propone invertir las tornas y llevar la guerra de conquista al corazón del Imperio.
Rictus, el lugarteniente de Corvus, conoce bien el Imperio: en su juventud lideró la retirada de los Diez Mil, una hazaña épica cuyos ecos resuenan en la historia. Ahora, unido a Corvus, realizará el camino inverso en condiciones muy diferentes: con un ejército bien pertrechado e inspirado por un rey carismático.
Pero el viejo Imperio, aunque lento en moverse, tiene a su disposición un gigantesco poderío militar, y bien puede estar dejando internarse a la hueste macht sin presentar demasiada resistencia para luego cerrar bruscamente la trampa sobre ella, y así poner fin a los sueños de conquista del prodigioso Corvus.

Poco a poco puedo sacarle al día algunas horas libres más y gracias a ello dedicarle más tiempo al blog y publicar nuevas entradas. Hoy os traigo el final de la trilogía Match de Paul Kearney de la que os llevo hablando ya unas semanas.

A pesar de haber pasado unos años desde los sucesos acaecidos en el segundo volumen, la historia arranca casi donde este último nos dejó. El rey de los Match, Corvus, parece decidido a conquistar el imperio Asurio y Rictus, como su mano derecha y debido a que ya nada le retiene de su anterior vida, ha decidido apoyarle y acompañarle en esta locura de conquistar un imperio de un tamaño inimaginable. 

Para alcanzar su objetivo, nuestros protagonistas acompañados de cerca de 50 mil lanzas match y kufr, se encaminaran hacia el centro del gran imperio conscientes de que las filas enemigas les superan en cuatro o cinco veces sus números. Pero ese hecho no les desmoralizará, ya que tanto Corvus como Rictus están acostumbrados a ver como los números totales rara vez les favorecen.

Como contrapunto al bando Match, Kearney nos permitirá disfrutar del punto de vista de distintos personajes, con mayor o menor importancia dentro del imperio Asurio, y gracias a los cuales podremos por primera vez en lo que va de historia observar de primera mano el modo en el que este funciona. Conocer más de cerca a los Kufr nos permitirá humanizar a estos seres misteriosos y de ese modo profundizar en una cultura y costumbres sociales que nos son desconocidas.

El punto de álgido de la historia se alcanzará tras el encuentro de ambos ejércitos, en el que gracias al estilo depurado de Kearney a la hora de narrar escenas de acción, podremos disfrutar de una gran batalla en la que se decidirá el destino de los Match y el imperio.

Obvia decir que no os voy a desvelar como termina la historia, eso ya es algo que aquellos que estéis interesados deberéis averiguar por vosotros mismos. Aunque si voy a añadir que el desenlace de la trilogía me ha parecido un poco más soso de lo que yo me esperaba.

Otros puntos que debemos de tener en cuenta, como el estilo y la prosa empleada por el autor, donde Kearney mantiene el mismo estilo directo y sin grandes alardes con el que comenzó la trilogía, lo que ayuda a que el ritmo de narración sea bastante uniforme durante toda la historia y nos evitemos momentos de tedio. En este apartado destacaría el realismo y la crudeza con la que están narradas las escenas de acción. En este caso, y al contrario del resto de la novela que para cierta gente puede parecer algo simple, su narrativa es de diez.

Con respecto a los personajes, podríamos decir que Rictus se mantiene como el gran protagonista de la historia siendo el resto secundarios. La sensación tras tres libros leídos con respecto a Rictus es la misma, siempre hablando en términos de batallas y guerras estamos delante de un gran personaje, pero como ser humano nos falta conocer mucho más sobre él.  En los otros secundarios en este caso si podremos observar una mayor profundidad a la que Kearney no nos tenía acostumbrados en los otros volúmenes, aunque tampoco esperéis nada del otro mundo en este aspecto.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø    El esmero que se toma el autor en explicarnos al detalle el funcionamiento de un ejército y la toma de decisiones que un líder debe de valorar a la hora de plantear una batalla. Muchos otros autores hablan solo de números de hombres y grandes hazañas, olvidándose por completo de aportar realismo a sus enfrentamientos. Kearney no es de esos.
Ø  Como es habitual en Kearney las escenas de acción están narradas con mucho realismo y crudeza, consiguiendo de ese modo que casi podamos visualizarlas.
Ø    El cambio de punto de vista de los primeros capítulos gracias a los cuales podemos conocer un poco mejor el Imperio Asurio.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø   Tras tres libros uno no puede evitar pensar que la historia se vuelve repetitiva y que está leyendo más de lo mismo visto en las entregas anteriores.
Ø    El final de la historia no solo es previsible, sino que además le falta chispa si lo comparamos con los otros libros.
Ø   Como llevo remarcando desde el primer libro la actitud de los personajes es demasiado mecánica y fría. Sí, son soldados en su mayoría, pero no robots insensibles.

CONCLUSIÓN:

No es la primera vez que leyendo una saga de Kearney me quedo con la sensación de que el autor norirlandés es un gran iniciador de historias, pero que le cuesta horrores continuar con ellas sin acabar repitiéndose. Me ocurrió con Las Monarquías de Dios que terminé abandonando y aquí me ha vuelto a suceder algo parecido. He terminado bastante satisfecho con esta trilogía, pero no sé si me hubiera embarcado en un cuarto volumen en el caso de que lo hubiera habido. A pesar del hastió con el que he terminado, creo que este libro mantiene los mismos defectos y virtudes que sus antecesores, es decir, temática bélica y escenas de acción muy bien trabajadas, pero unos personajes algo fríos y una falta de profundidad en el mundo donde discurre la historia. ¿Recomendable? Si has empezado la trilogía y te han gustado los dos primeros, este es más de lo mismo, así que incluso llegando al caso de cansarte como en mi caso, te gustará. Si no la has leído, deberías tener en cuenta si es la clase de fantasía o historia que te gusta antes de empezar, ya que durante los tres libros que componen esta saga no se producirá un cambio de rumbo ni de estilo.

NOTA: 6.5 sobre 10.



domingo, 20 de noviembre de 2016

Olympo I: La Guerra

SINOPSIS:

La historia del asedio de Troya (Ilión), reconstruida en un lejano futuro con elementos de ciencia ficción: los dioses son post-humanos que disponen de una "divina" tecnología cuántica, el Monte Olimpo está en Marte y los nuevos robots "moravecs" de más allá del cinturón de asteroides se interesan por la inusitada actividad que se observa en el planeta rojo. Mientras tanto, los últimos humanos de la Tierra viven una insulsa vida de "eloi" bajo la atenta vigilancia y supervisión de unos misteriosos Voynix de origen desconocido. Los elementos para la más inteligente revisión de la más clásica aventura épica están servidos.

Aunque todo pudiera haber ocurrido como Homero cuenta en la Ilíada, lo cierto es que, en Marte, a los pies del Monte Olimpo, la guerra de Troya toma derroteros inesperados. Una obra única e irrepetible.

Por mi falta de tiempo hasta nuevo aviso y al ser esta novela parte de una saga que es mejor conocer lo justo de ella para poder disfrutarla al máximo, voy a escribir una reseña algo más breve de lo habitual y así de paso evito fastidiaros la trama a aquellos que no la hayáis leído.

PERSONAJES:

Aunque podemos disfrutar del punto de vista de algún personaje nuevo, como en el caso de Helena de Troya, seguirán siendo los protagonistas de las dos anteriores novelas quienes de nuevo acaparen los focos en esta tercera entrega. Veremos un Hockenberry más maduro y consciente de lo mucho que sus acciones pueden afectar al mundo que lo rodea. Unos moravecs más dispuestos que nunca  a tomar cartas en el asunto cuantico que amenaza el sistema solar, aunque siempre desde la perspectiva fría y sin sentimientos de sus consciencias artificiales. Y por último en el caso de los humanos antiguos, observaremos como todos ellos han ido evolucionando y perdiendo el carácter infantil que la sociedad donde vivían les había forjado. La pérdida de sus comodidades y el tener que defender sus vidas harán de ellos unos personajes con los que nos será más fácil empatizar.

NARRATIVA:

La prosa de Simmons es un sello de calidad y todo lo bueno que diga de ella es poco, así que no me extenderé en alabarla, es Simmons y punto. Con respecto al ritmo de narración, este sí me ha parecido algo lento para lo que esperaba. Durante casi toda la trama parece como si fuéramos con el freno de mano puesto y en casi ningún momento el autor estadounidense se desmelena. Aunque en su defensa, añadiría que Simmons no escribió este libro para que fuera dividido en dos partes.

DESENLACE:

Como al resto de la novela al final le falta algo de chispa, algo lógico si tenemos en cuenta que en realidad este libro no tiene final y además tiene pinta de que todos los fuegos artificiales parecen reservados para arder en la siguiente entrega.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø   Que este "segundo" libro mantenga el tono de incertidumbre e intriga que tanto me fascinó en su volumen anterior.
Ø   El cariz que ha tomado la trama que trata sobre la guerra de Troya y el conflicto de los dioses olímpicos.
Ø   Como sigue evolucionando el personaje de Daeman.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø    Más que en el primer tomo del anterior libro, en este se ha notado y mucho que se le hizo un flaco favor al dividirlo en dos partes. Al perder el efecto novedoso en la historia, solo nos queda un ritmo narratorio introductorio que abarca casi toda la novela.
Ø    Es algo lenta y le falta chispa a las tramas, algo lógico si tenemos en cuenta que todo se resolverá en el siguiente libro.


CONCLUSIÓN:

Esta tercera parte de la gran epopeya que nos plantea Dan Simmons mantiene casi al completo las mismas cualidades que los dos volúmenes anteriores. Ciencia ficción de la buena y con un halo de incertidumbre rodeando siempre a la historia, dándole ese punto que ayuda a atrapar al lector. Pero en este caso y a diferencia de las anteriores, la narración se ve algo pesada y falta de ritmo. No ayuda tampoco que las distintas tramas, salvo la que trata sobre la guerra de Troya, avancen de una forma demasiado a cuenta gotas. ¿Recomendable? Si has leído los dos anteriores, debes de leer este y el siguiente para saber como termina la historia.

NOTA: 7 sobre 10.                                       



martes, 15 de noviembre de 2016

Sombras de Identidad, un Sanderson algo descafeinado.

SINOPSIS:

Desde 2006, y en solo diez años, Brandon Sanderson se ha convertido en el gran renovador de la fantasía del siglo XXI y el autor más prolífico del mundo. Ha logrado ganarse a ocho millones de lectores, ser publicado en treinta países y postularse como el heredero de todo un género. Sombras de identidad es el quinto libro de la saga Nacidos de la Bruma (Mistborn), una obra iniciada con El imperio final y parte imprescindible del Cosmere, el universo destinado a convertirse en la serie más extensa y fascinante jamás escrita en el ámbito de la fantasía épica.
La sociedad de Nacidos de la Bruma ha evolucionado en una fusión de magia y tecnología en la que la economía se expande, la democracia se enfrenta a la corrupción y la religión se convierte en una potencia cultural cada vez más influyente, con cuatro fes distintas enfrentadas por la captación de conversos.
Esta sociedad tan animada y optimista, aunque todavía tambaleante, se enfrenta ahora a su primera amenaza de terrorismo, crímenes cuyo objetivo es fomentar el descontento de la clase trabajadora y avivar las llamas de los conflictos religiosos. Wax y Wayne, con la asistencia de la adorable y brillante Marasi, deberán dar al traste con la conspiración antes de que las revueltas civiles frenen por completo el progreso de Scadrial.

Primero de todo me gustaría explicaros el motivo por el que los últimos días he tenido un poco abandonado el blog, la cosa se ha debido a unos problemas familiares que me han llevado a no disponer de demasiado tiempo y que al menos se alargaran durante lo que queda de año. Así que no me queda otra que pediros disculpas y espero poder al menos escribir una entrada a la semana durante este periodo.

Dicho esto, vamos a hablar de Sombras de Identidad, uno de los libros que más ansiaba leer y que por desgracia al final no ha terminado colmando mis expectativas. Aunque aviso por si de caso, que tal vez puede que esta pequeña decepción se haya debido a mis circunstancias personales.

La historia nos sitúa en un periodo de tiempo bastante próximo a los sucesos acaecidos en el anterior libro. Wax parece cada vez más centrado en su faceta de vigilante de la ciudad dejando bastante de lado su vida de noble adinerado. Su inseparable compañero Wayne continua cubriéndole las espaldas, mientras que Marasi ha dejado de lado su carrera como procuradora, incorporándose al servicio de la ley como una de las alguaciles que protegen la ciudad.

A pesar de los intentos de Wax por mantener la ciudad lo más limpia posible, sobre todo evitando que los alomanticos o feruquimicos con poderes abusen de estos para obtener provecho, una ola de crímenes asola la ciudad y quien quiera que sea el autor de esas fechorías, además de estar demostrando una gran variedad de poderes, parece tener entre ceja y ceja en su punto de mira al gobernador de Elender.

Conscientes de lo que supondría para una ciudad que se encuentra al borde del caos social la muerte de su máximo mandatario, Wax y los suyos se verán obligados a defender a capa y espada a un hombre al que no tienen nada de aprecio y del que sospechan que lleva años siendo corrupto. Pero pronto descubrirán que el enemigo al que persiguen es algo más que un ser humano normal y corriente, y por ello mismo el mismo Armonía, el Dios que vigilia por el bienestar de estas tierras, tendrá que involucrarse en esta aventura y serle de ayuda a Wax si él y sus amigos quieren conseguir que la ciudad de Elender no caiga en una revuelta que se lleve todo por delante.

Hablaros del desenlace de la historia sin arruinaros la historia es algo demasiado complicado, por ello mismo lo único que os diré es que el desenlace, aunque cierra esta trama de una forma bastante convicente, termina siendo muy abierto de cara a lo que podremos leer en la siguiente novela de la saga.

La prosa que emplea Sanderson en esta novela demuestra una vez más ser más efectiva que efectista. Decir que peca de simpleza quizás sería exagerar, pero bien es cierto que se aleja bastante de lo que podríamos considerar como un estilo refinado. Aunque también es cierto que su forma de escribir ayuda mucho a que el ritmo de narración no se haga pesado en casi ningún momento de la historia.

Respecto a los personajes protagonistas, he de decir que tanto en el caso de Wax como de Marasi sus personajes mantienen una línea muy similar a lo que nos mostraron en Aleación de Ley. Personajes sólidos muy al estilo de lo que Sanderson nos lleva mostrando años. En el caso de Wayne podremos disfrutar de un personaje distinto, creado con gran maestría y que nos sirve como gran contrapunto a la seriedad y formalidad de los otros dos protagonistas. Por ponerle un pero a los personajes, creo que al malo de la historia le falta carisma y tampoco le ayuda demasiado la trama.



COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø  La ambientación, sistema de magia y demás parafernalia que podemos encontrar dentro del universo de Mistborn. Vale que todo ello no nos supone ninguna novedad, pero sigue siendo un ecosistema genial sobre el que crear una novela.
Ø  El personaje de Wayne. Tengo la teoría de que Sanderson suele crear personajes muy esquematizados dentro de sus historias, sobre todo me pasa con sus personajes femeninos que me parecen repletos de similitudes. Por eso mismo me gusta Wayne. Dentro de su mundo, es un personaje distinto, con una forma de actuar muy personal y una profundidad que hacen de él uno de los mejores personajes que Sanderson ha creado hasta el día de hoy.
Ø    El giro final de la historia y el sinfín de posibilidades que nos da de cara al siguiente libro.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø    La trama. No es que sea una mala trama, que no lo es, su problema es que no da más de sí y al final Sanderson termina estirando demasiado el chicle de una historia que con la mitad de paginas podría haberse resuelto.
Ø    Sangradora no me ha parecido una malvada que haya cumplido mis expectativas sobre lo que debe de ser un enemigo en una historia de este estilo. Le falta carisma y un mayor trasfondo a su historia.

CONCLUSIÓN:

Tal vez hayan sido mis altas expectativas o con total seguridad el momento poco idóneo que me ha tocado para leer esta historia, pero lo cierto es que al terminarla me he quedado con la sensación de estar leyendo el libro más flojo basado en el mundo de Mistborn y casi seguro uno de los que menos me ha gustado escrito por Sanderson. La ambientación es genial, como siempre, los personajes protagonistas cumplen bien en general, con algunos matices para bien como en el caso de Wayne o para mal como sucede con la antagonista de la historia, pero la cosa es que a diferencia de otras historias de autor norteamericano, en este caso nunca he llegado a sentirme absorbido por la trama. ¿Recomendable? Por su puesto. A pesar de mis quejas sigue siendo una lectura notable y muy recomendable e imprescindible para los seguidores de la saga.

PUNTUACIÓN: 7.25 sobre 10.



jueves, 3 de noviembre de 2016

Hijo Dorado, segundas partes si fueron buenas, al menos en este caso.

SINOPSIS:

Tras una implacable competición en el Instituto de Marte, Darrow se ha ganado un puesto de honor entre la élite gobernante. Ahora luce la cicatriz curvada de los dorados, los más crueles y brillantes de los humanos. Pero Darrow no es como ellos…
SU FUTURO SE HA CONSTRUIDO SOBRE MENTIRAS,
SU PASADO ESTÁ MARCADO POR LA TRAGEDIA.
Y NO PERDONA. NO OLVIDA.
Para hacer realidad su objetivo de destruir el sistema desde dentro, Darrow debe convertirse en el mejor de los dorados. El más fuerte. El más inteligente. El más implacable. Solo así devolverá la luz a su pueblo. Aunque su sombra se torne más oscura a cada paso.
VALOR ESTRATEGIA PODER
CUANDO ALCANZAS EL CIELO DORADO
EMPIEZA LA CAÍDA.

Como comenté el día que terminé el primer libro de esta saga (podéis leer la reseña aquí si no lo habéis hecho ya), más pronto que tarde iba a continuar con esta historia que tan buen regustillo me dejó. Y por fortuna, esta semana he podido hacerle un hueco, y bien que me alegro de ello.

La historia arranca de nuevo con Darrow como gran protagonista de ella. Una vez superado el instituto y acogido bajo la sombra de la poderosa familia Augusto, su siguiente paso le conduce hasta la Academia, donde pretende hacerse con el primer puesto de su promoción y así poder conseguir el mando de la flota espacial de Marte y todo el poder que este puesto conlleva.

Pero a diferencia de lo sucedido en el instituto, Darrow fracasa. Cuando la victoria parece estar al alcance de su mano, algo extraño sucede y es el mayor de los hijos de la familia Belona, enemigos mortales de Darrow, quien termina alzándose con el triunfo. Esta derrota es un golpe duro para sus aspiraciones de cumplir con el sueño de su mujer y de Ares, pero más duro será para él cuando los Belona le propinen una paliza a traición y haciendo uso de la grabación de ese ataque, hagan parecer al gran Segador un ser débil delante de los ojos de todos los Dorados. Ese suceso, más que la propia agresión en sí, conducirán a Darrow al abismo cuando Augusto le desprecie por caer derrotado y mostrar su debilidad, repudiándolo de su familia y estando dispuesto a vender su contrato.

Con la perdida de la protección de la familia Augusto, su objetivo de derrocar la sociedad dorada Darrow no será lo único que se hallará en grave peligro. El joven es consciente de que en el momento que los Belona conozcan la noticia estarán al acecho para hacerse con su contrato y poder vengarse de una vez de él.

Para colmo de males, Darrow todavía al servicio de los Augusto, se verá obligado a viajar a la Luna, alejándose de ese modo de los pocos amigos que podrían serle de ayuda ante la difícil tesitura que se encuentra. 

Una vez llegado a la hostil Luna y consciente de que su existencia esta próxima a su fin, Darrow se verá obligado a lanzar un órdago y jugárselo todo a una carta si quiere salir con vida de la peliaguda situación a la que se ha visto abocado.

Y hasta aquí os puedo contar sin llegar a destriparos el resto de la trama y fastidiaros la lectura. Aunque si puede advertiros que igual que sucede en el anterior libro, vais a disfrutar de mucha acción, grandes giros argumentales y un desenlace cargado de emociones fuertes.

Con respecto al ritmo de narración y prosa empleadas por Pierce Brown, a diferencia del libro anterior donde el ritmo iba creciendo conforme avanzaban las páginas, aquí casi desde el principio disfrutaremos de un ritmo muy alto, en algunos momentos vertiginoso, que ayuda a que uno se enganche enseguida a la lectura. La prosa sigue manteniendo ese estilo directo y cruento tan apropiados para una historia con tanta acción y crueldad.

Prosiguiendo con los personajes, además de Darrow, el cual se muestra más maduro y con una gran evolución en su personaje, a este le acompañarán algunos viejos amigos del instituto, como Mustang, Roque, Tacto, El Chacal y como no, Sevro y sus aulladores, así como nuevos personajes. De todos ellos destacaría a Mustang, no por su evolución, ya que en muchos aspectos sigue siendo un personaje algo enigmático para nosotros, sino por su protagonismo presente y futuro. A un Sevro más entrañable y alejado del personaje solitario que aparece en la primera novela. Y la cara menos psicópata, que no malvada, de El Chacal.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø   El cambio de escenario y de ambientación le ha venido muy bien a la historia. Pasamos de una lucha menor entre pequeñas facciones en un recóndito lugar de Marte, a una gran guerra que abarca todo el sistema solar.
Ø    La evolución que se ve en el personaje de Darrow y como este debe de luchar para no dejar que su lado Dorado oscurezca su ascendencia Roja, poniendo de ese modo en peligro su misión.
Ø  La trama está repleta de conflictos, intrigas y giros argumentales, algunos hasta cierto punto sorprendentes y otros más predecibles, pero de cualquier modo interesantes, que hacen que esta historia enganche casi desde la primera página.
Ø   El final, el cual, va muy en consonancia con lo que Pierce Brown lleva dos libros empeñado en enseñarnos. Su mundo es cruel y el que no lo quiera entender saldrá derrotado.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø   Voy a ser un poco incoherente y decir que el final me ha parecido mejorable cuando arriba digo que me ha gustado. La cosa es que me gusta como termina la historia, lo que no me gusta es la forma en que el desenlace está narrado, robándonos ese gran momento de impacto que podría haber sido la leche. Las últimas páginas son como un panel parpadeante de advertencia que nos avisa de que se avecina una catástrofe.
Ø     Si me habéis leído alguna que otra reseña ya sabéis que me encanta la prosa directa y los ritmos de lectura ágiles, pero creo que aquí Brown a veces se excede y no le vendría mal de vez en cuando dejar de pulsar el botón de turbo que acompaña a la novela durante sus más de 600 páginas.

CONCLUSIÓN:

El primer volumen de esta saga ya fue una obra que me sorprendió para bien. Estábamos delante de una novela Young Adult que no necesitaba de una trama amorosa sobre la que girara toda la historia y que sobre todo no empleaba unos personajes estúpidos como protagonistas. En este segundo, Pierce Brown no solo ha sido capaz de mantener las virtudes de las que hacía gala en su anterior libro, sino que además ha sido capaz de dar un paso adelante y crear una trama todavía más compleja e interesante, evolucionando al mismo tiempo a sus personajes de una forma coherente. ¿Recomendable? Por supuesto, es más, puedo afirmar que dentro de este género hablando siempre de lo que he leído, y a pesar de sus defectos, que este es el mejor libro YA que ha pasado por mis manos.


NOTA: 8,25 sobre 10.